Investigación aplicada

App desarrollada por ingenieros de la U. de Chile ayuda a disminuir la brecha de las especialidades médicas

El año pasado, el Ministerio de Salud presentó el primer balance de los profesionales en la red asistencial que depende del organismo estatal, donde se proyecta un déficit de 229, considerando aquellos que aún se encuentran en formación. 

¿Cómo identificar los nudos críticos de la red asistencial para destinar esfuerzos a las especialidades más demandadas? Es una pregunta que el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente (SSMSO), en conjunto con el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) tomaron en sus manos, desarrollando una aplicación web que predice la evolución de las listas de espera en las especialidades médicas de los hospitales públicos.

“Con técnicas computacionales se simula la llegada de pacientes ambulatorios al hospital en base a datos históricos y, luego, se replican el flujo de los pacientes (cómo llegan, cómo son priorizados, cómo son agendados, si no se presentan, hasta ser atendidos por un especialista y egresados de la lista de espera. […] Modelamos el flujo de cada paciente durante un año y eso se replica varias veces, para así obtener estadísticas de los tiempos de espera, del promedio de pacientes en lista de espera y otros indicadores de interés para la red. Lo anterior permitirá detectar de forma anticipada los puntos críticos para trabajar en ellos antes del desarrollo del problema”, René Lagos, Ingeniero Civil Industrial de la  U. de Chile e ingeniero de la Unidad de Salud Digital del SSMSO.

Del total de médicos habilitados en el país, solo un 40% cuenta con una especialización; de estos, 18.500 ejercen en los hospitales y 9.500 tienen alguna especialidad acreditada (de acuerdo a los datos de la Superintendencia de Salud). La realidad salta a la vista y hace urgente determinar las áreas de la salud más requeridas por los pacientes, con el fin de orientar los recursos y así disminuir la brecha del acceso a especialistas en el sistema de salud público. Para el 2024, por ejemplo, se proyecta la necesidad de 50 profesionales en medicina intensiva, lo que implica que habrá solo ocho disponibles en el Período Asistencial Obligatorio (PAO).

En palabras de Richard Weber, director de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile e investigador de ISCI, investigador a cargo del proyecto, "es necesario disminuir las brechas de especialidades en las listas de espera de forma sistemática y con información certera", por lo cual "esta aplicación complementa las metodologías de planificación actuales con herramientas computacionales que no están al alcance de los hospitales".

"El modelo evidencia la interacción entre la oferta y la demanda, incluso considerando los casos en que los pacientes no llegan a la cita con el médico", detalla el académico, quien espera que "los centros de salud de la zona sur oriente realicen la planificación trimestral del próximo año considerando las especialidades y hospitales donde habrá más brechas”.

En la actualidad, la herramienta computacional está en proceso de traspaso al SSMSO. Durante el año en curso se pretende probar y validar, junto con la puesta en marcha del segundo piloto que en 2023 sería implementado en toda la red.

Compartir:
https://uchile.cl/u187919
Copiar