¿Cuándo se detendrá?

Inflación: claves, consejos y proyecciones sobre el alza de los precios

El costo de la vida sigue subiendo. Semana a semana, es posible ver cómo los alimentos, por ejemplo, el pan o las carnes, aumentan considerablemente su precio, mientras los ingresos por familia siguen siendo los mismos. Es así como actualmente la inflación, que se entiende como el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un determinado período de tiempo, bordea entre el 13 y 14 por ciento.

Frente a este fenómeno, el economista y académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, advirtió de un “panorama gris para los próximos 18 meses”, en una entrevista en radio Pauta.

Hay dos fenómenos tras esta inflación. El primero es de índole nacional. El ministro Marcel cuando, como presidente del Banco Central, advirtió que los retiros de los fondos de pensiones iban a echar demasiada plata al mercado y no había capacidad productiva suficiente para responder y eso iba a presionar a los precios. Esa situación explica la mitad de la inflación que tenemos hoy día”, afirma el especialista.

En segundo lugar, el profesor Ramos destaca la incidencia de los factores externos. “Desafortunadamente, desde febrero, cuando se inicia la guerra (Rusia y Ucrania), se dispara el precio del petróleo porque en situaciones bélicas las energías cuestan más. Y tanto Ucrania como Rusia son grandes países productores de granos y se suspendió, hasta hace poco, la exportación de esas zonas. Entonces, eso llevó los precios de todos los granos a las nubes y esos dos fenómenos son los que están impactando a la inflación”, sostiene.

Proyecciones

El académico advierte que los precios no bajarán ni se estabilizarán pronto, más bien tenderán a seguir aumentando. “No va a ser sino hasta el último trimestre, que de a poco vaya bajando. Esto, por la política del Banco Central, que encareció el costo del crédito para que la gente gaste menos, porque lo que esta entidad quiere es que la gente guarde lo que sacó y no lo gaste, medida que probablemente empezará a tener efecto en el último trimestre, es decir, octubre, noviembre, diciembre. Pero va a ser muy paulatino durante este año y el año que viene”.

Además, afirma que “la inflación va a declinar, pero lentamente. O sea, la inflación este año va a terminar en diciembre en torno a 13 o 12,5 por ciento y el año que viene será la mitad, pero -de todas maneras estará- por encima de la meta del Banco Central, que es tener una inflación de tres. Y que fue el caso de los últimos 20 años”.

Por otra parte, plantea que el ente emisor lo que hizo fue “subir los costos de crédito a los bancos y estos aumentan los costos de los créditos de corto plazo, particularmente a las tarjetas de crédito y a las compras comerciales, y eso -a su vez- hace que los créditos se encarezcan, sube el dividendo, la gente tiene que pagar y eso desalienta el gasto, obviamente no el gasto en pan, en comida, pero sí en computadores, autos, entre otras cosas".

Moderación y paciencia

La primera recomendación es evitar el sobre endeudamiento y las compras innecesarias, también tratar de abaratar costos, dentro de lo posible. “Bajar la inflación toma tiempo, obviamente lo de Ucrania puede ser noticia favorable o desfavorable según cómo se mire. Si es que se agudizara, por supuesto esto podría impactar más. Ahora, pienso que es más probable que se vaya tranquilizando, con el cese del fuego, y si eso pasara repercutiría positivamente en los precios de la energía, así como en los granos y eso aceleraría la declinación en la inflación, pero este es un fenómeno que no controlamos nosotros”.

Compartir:
https://uchile.cl/u189133
Copiar