Para futura comercialización masiva

Blueremin: producto que previene aparición y desarrollo de las caries avanzará a estudios preclínicos

Blueremin es un producto odontológico que tiene la capacidad de revertir las lesiones de caries en su primera etapa, evitando que estas se transformen en problemas mayores, como -por ejemplo- la pérdida de piezas dentales. Asimismo, tiene la capacidad de prevenir y detener la evolución de las caries a través de sus compuestos de flúor, carbono, grafito y cobre.

Esta innovación, desarrollada por especialistas de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, se adjudicó nuevo financiamiento a través del "Concurso de Validación Tecnológica CVTUCH 2022", recursos que permitirán realizar los estudios preclínicos que permitan generar parámetros efectivos para este medicamento, cuya fórmula ya está patentada en Estados Unidos y Europa.

El proyecto, liderado por el profesor Mario Díaz, académico del Instituto de Investigación en Ciencias Odontológicas de la Universidad de Chile, ha sido desarrollado por cinco años en manos de un equipo profesional multidisciplinario compuesto por los profesores e investigadores odontológicosde la Casa de Bello, Mario Díaz, Rodrigo Cabello, Ismael Yevenes, y el bioquímico, Miguel Neira.

Hacia una comercialización masiva

Actualmente, Blueremin considera una aplicación por parte de un profesional odontológico. A partir de los próximos estudios, el equipo espera que este producto se pueda convertir en un stock dental, tales como enjuagues y pastas de uso doméstico masivo por la población.

En cuanto a otras opciones dentales similares en el mercado, los investigadores plantean que existe un producto con componentes de plata que entrega los mismos beneficios, pero que genera conflictos en términos estéticos al teñir los dientes. En este sentido, Blueremin ofrece los mismos óptimos resultados, sin el problema de tinción en los pacientes, al poseer compuestos del cobre dentro de sus propiedades. A su vez, el producto protege la dentadura de la hipersensibilidad provocada por líquidos calientes o fríos.

El profesor Mario Díaz agregó que los nuevos estudios preclínicos permitirán “medir ciertos parámetros de efectos sobre este producto anticaries en la saliva, tales como son los cationes, aniones y PH, frente a pacientes que sean tratados con este producto, para ver los márgenes de seguridad que podemos obtener”. 

En cuanto a sus logros, el proyecto ya cuenta con validación internacional en Estados Unidos y Europa. En esta línea, la adjudicación de financiamiento responde a su gran potencial. De acuerdo al académico de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, el objetivo es “mejorar ciertos parámetros preclínicos de seguridad, para después poder ofrecerlo a alguna industria internacional que lo quiera comercializar, pues este producto es una oportunidad a nivel mundial”.

De esta manera, el especialista afirmó que “el financiamiento es importante porque, básicamente, los científicos deben resolver problemas y nosotros estamos resolviendo un problema a nivel global, como lo son las caries. A su vez, aporta a resolver el gran conflicto en salud pública que implica la pérdida de dientes por lesiones avanzadas de caries, lo cual implica gastos enormes a nivel del Estado”.

Rodrigo Cabello, vicedecano de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, agradeció la oportunidad que entrega este financiamiento de la VID a proyectos que desarrollan tecnología. “Hemos logrado avanzar un montón en esta investigación, pero ahora esta tecnología debería llegar a la aplicación clínica, que podamos ser capaces de utilizarlo en la boca de un paciente. Para lograr eso, debemos cumplir una serie de requisitos preclínicos y con esta adjudicación, logramos acercarnos”, indicó.

A su vez, el vicedecano señaló que los fondos internos de la Universidad de Chile tienen un valor agregado ante el complejo escenario de fondos externos, ya que “hay ideas que necesitan un poco más de desarrollo para poder llegar a ser competitivas, por lo que estos fondos internos nos ayudan a eso, nos ayudan a hacer florecer estas ideas y proyectos. Además, han ido creciendo mucho los proyectos que postulan, pero no los recursos a financiar proyectos, por lo que la Universidad viene a saldar ese problema”.

Para finalizar, en cuanto a los próximos desafíos que enfrentará el equipo investigativo, el profesor Díaz mencionó que la tarea será desarrollar los mejores estándares para poder incorporar el producto odontológico a la salud pública, pues “si logramos incorporar este producto a la atención primaria, vamos a bajar la tasa de caries a nivel nacional”, concluyó.

Compartir:
https://uchile.cl/u190375
Copiar