A 11 años del fatídico hecho

Nuevo libro de profesora Tania Tamayo revela detalles inéditos sobre tragedia aérea de Juan Fernández

El viernes 2 de septiembre de 2011 se precipitó al mar el avión de la FACH de nombre Pegaso. Los veintiún pasajeros que iban en el vuelo llevaban ayuda al archipiélago de Juan Fernández para colaborar en las tareas de reconstrucción requeridas por el terremoto y posterior tsunami de 2010. Todos murieron. Las causas nunca fueron claras: una nave militar trasladó como carga a pasajeros civiles y se cometieron una serie de irregularidades y negligencias que ahora salen a la luz en este libro.

Este es el foco de “El Gran Vuelo Terrible. La tragedia del Casa C 212 en Juan Fernández”, la última publicación de la profesora Tania Tamayo, académica de la Escuela de Periodismo de la Facultad de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, quien estuvo un mes en la isla investigando y dialogando con quienes fueron testigos de esta tragedia. Una de las víctimas fue el emblemático conductor de televisión, Felipe Camiroaga.

El interés por realizar esta investigación, de acuerdo a la profesora Tamayo, es la poca claridad que aún existe en torno a las razones del accidente. “Si bien han aparecido ciertos indicios sobre las fallas institucionales, nunca se entregó una justificación desde la FACH de lo que había pasado, y tampoco se dieron a conocer todas las historias que estaban detrás de aquella tragedia. Había unas que eran más conocidas que otras, pero eran 21 vidas valiosas para el país”.

Así, la principal fortaleza de este trabajo, señala la autora, es la dimensión humana de los protagonistas, sus familiares y cómo ellos vivieron este dolor. “Hay muchos familiares que son mencionados ahí, y que me ayudaron a armar la narración de sus propias historias y los dolorosos procesos que pasaron desde que se enteraron de la situación. También están todos los protagonistas que ayudaron en Juan Fernández, porque ellos, conociendo la isla, pudieron entregar una ayuda muy concreta y muy eficiente, que no siempre pasó en las instituciones del Estado, como la Armada y la FACH”.

El libro, editado por Ediciones B, cuenta con un riguroso trabajo de archivo que contempla expedientes de la Fiscalía de la Aviación y solicitudes de información vía transparencia, que se profundizan con el viaje que la profesora Tamayo realizó a la Isla de Juan Fernández, donde “nadie puso un impedimento para relatar lo vivido”.

En relación a este punto, la autora añade que entrevistó a varios residentes y a todos los buzos y pescadores que participaron de la búsqueda, tronco fundamental de la investigación que permitió la elaboración de este libro. “La diferencia entre la gente de Juan Fernández y los funcionarios de la FACH y la Armada es que ellos conocían el espacio, el terreno, el movimiento de las olas, la geografía del lugar, etc. También hay que entender que era un pueblo que venía de una situación de mucho dolor porque ahí había ocurrido el tsunami un año antes, y luego se encuentran con esta tragedia donde tienen muy poco de culpa”.

Acerca de las responsabilidades institucionales del accidente, Tamayo afirma que se sostienen en el no reconocer errores y trabajar comunicacionalmente desde el silencio. “Esto tiene que ver con, por ejemplo, haber ocultado el nombre de quien realmente piloteaba el avión, eso es un hecho concreto, y aparecen los momentos, como fue finalmente develado, cuál fue la actitud de la FACH y la necesidad imperiosa de realizar el viaje, más allá de las condiciones climáticas. No quisiera adelantar todo, pero en el fondo tiene que ver con errores institucionales y con una estrategia comunicacional no acorde a los nuevos tiempos”.

Finalmente, la profesora recomienda el libro debido a que, más allá de las verdades que se revelan, es fácil de leer. “Los datos se insertan en la medida que avanzan las narraciones. Está construido como un libro que pretende comenzar a ser leído y terminar de ser leído por todo público”.

La profesora Tania Tamayo es periodista y Magíster en Comunicación Política de la Universidad de Chile. Trabajó 6 años en “The Clinic” y ha colaborado en diversos medios de comunicación, como Revista “Paula”, “Rocinante” y “CIPER”. También se desempeñó como guionista en el área dramática de TVN. En 2012, publicó el libro “Caso Bombas. La explosión de la Fiscalía Sur”; en 2015 “Todos somos Manuel Gutiérrez”; en 2016 “Incendio en la Torre 5. Las 81 muertes que Gendarmería quiere olvidar”; y en 2019 “El negocio del agua. Cómo Chile se convirtió en tierra, junto a Alejandra Carmona López. Entre 2017 y 2020, se desempeñó como jefa de carrera y posteriormente como directora de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. Desde 2022, es la directora de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios de la Facultad de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile.

Compartir:
https://uchile.cl/u190385
Copiar