¿Cuáles son las definiciones clave?

Los nudos que quedan por resolver para la puesta en marcha de un nuevo proceso constituyente

Las conversaciones

Esta semana continuaron las negociaciones de los partidos políticos con representación parlamentaria. Las conversaciones se están llevando a cabo en las dependencias del Ex Congreso Nacional en Santiago. Hasta ahora, solo se han expuesto las distintas propuestas que buscan establecer el mecanismo por el cual se llevaría a cabo el nuevo proceso constituyente, sin llegar -hasta ahora- a acuerdos concretos. No obstante, este viernes se iniciaron rondas de conversaciones bilaterales para poder entrar a algunos detalles, por lo que se espera llegar a la próxima semana con algunos puntos de acuerdo para ser discutidos por todas las fuerzas políticas.

Los bordes oficialistas

Esta semana las fuerzas oficialistas, agrupadas en Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático, a las que se sumó la Democracia Cristiana, presentaron un documento donde exponen cuáles deberían ser los bordes temáticos desde los cuales iniciar la discusión constitucional, es decir, aquellos temas centrales que debiese considerar cualquier propuesta de texto. El escrito plantea los siguientes puntos:

  • Respeto al carácter unitario del Estado de Chile y su régimen democrático, lo que incluye la separación de los tres poderes (Ejecutivo, Parlamentario y Judicial).
  • Respetar las sentencias judiciales ya efectuadas y los tratados internacionales firmados por Chile con anterioridad.
  • Respeto a los derechos humanos.
  • Respeto a la libertad de religión.
  • Respeto para vivir en un medioambiente libre de contaminación.
  • Respeto a la propiedad y la igualdad.
  • Conservación del himno nacional y los emblemas patrios.

¿Qué significan estos bordes?

Dentro de los elementos presentes en la propuesta oficialista, emergen varios temas que causaron controversia y dudas en el proceso que concluyó con el rechazo a la propuesta constitucional elaborada por la Convención. Por ejemplo, al determinar como borde la independencia de los tres poderes, podría despejarse la idea de contar con diversos sistemas de justicias, como sistemas de justicia indígenas, que fueron planteados en la propuesta de Carta Fundamental.  

Además, al establecer el Estado Unitario, se estaría descartando otra de las propuestas de normas más discutidas en el proceso anterior, que se refería a las autonomías territoriales indígenas, alojadas bajo el concepto de plurinacionalidad.

Dentro de los bordes, también se consideraría la presencia del derecho de propiedad, elemento que también estuvo en discusión en la primera propuesta. La diferencia, eso sí, con la propuesta presentada la semana pasada por Chile Vamos, está en el tema de los fondos de pensiones que el conglomerado de oposición pretende asegurar en el marco de estos bordes, cuestión que no estaría considerada en la propuesta oficialista.

Finalmente, se pretende asegurar, bajo estos lineamientos, que ninguna norma pueda atentar contra los emblemas nacionales o el himno, asunto que también fue materia de polémica durante el desarrollo del proceso anterior.

El sistema electoral

Uno de los aspectos que ha resultado más complejo de definir, en medio de estas conversaciones, es el método de elección de una eventual nueva Convención y bajo qué sistema electoral se llevaría a cabo. Sobre este tema, aún no existen propuestas concretas sobre la mesa, ni desde el oficialismo ni desde Chile Vamos. Emergen, eso sí, algunas alternativas que deberán discutirse durante las próximas semanas.

Si se determina la elección de un nuevo órgano constituyente, existe consenso en que se debe revisar su forma. Aparecen así algunas propuestas tendientes a que existan listas nacionales cerradas, o listas por circunscripción. ¿Cuáles serían estás fórmulas?

  • Sobre los independientes, se ha estado revisando la idea de que estos no puedan ir en listas propias (como ocurrió en la elección de la Convención), sino que lo hagan en listas de los partidos.
  • Sobre la representación de los pueblos originarios, hay dos alternativas: una que su representación sea dada por el padrón electoral, o bien que esta sea dada por el nivel de participación de la última elección.
  • En lo que sí existiría consenso es en que el órgano debe ser paritario.
  • Por último, tampoco está claro el número de representantes que tendría este órgano constituyente, aunque sí se estaría de acuerdo en que sea una cantidad menor a los 155 que tuvo la Convención. 

Semanas de definiciones

Ya existen diversas propuestas sobre la mesa respecto a cómo continuar el proceso constituyente. Ahora resta que las fuerzas políticas presentes en las conversaciones hagan converger las distintas iniciativas. Cabe recordar que todas estas propuestas deben transformarse en reformas al capítulo XV de la actual Constitución, para lo cual se requiere un quorum de 4/7 en ambas cámaras.

¿Están los votos? Pese a que el Partido Republicano y el Partido de la Gente no están, hasta ahora, participando en las negociaciones, bastaría con los votos de los partidos que sí lo están haciendo para aprobar las reformas necesarias.

Compartir:
https://uchile.cl/u190641
Copiar