En el marco del Foro de las Artes 2018:

Referentes internacionales destacaron el arte como espacio de empoderamiento para las comunidades

Con el objetivo de generar un espacio de reflexión crítica y divulgación social, para profundizar las distintas nociones del arte desde el ejercicio académico transdisciplinario e indagar en su relación con las comunidades, entre el 16 y 17 de octubre se realizó el Seminario Internacional “El arte como comunidad o la comunidad del arte” en la Casa Central de la U. de Chile, encuentro que forma parte de El Foro de las Artes 2018.

Durante el evento se realizaron conferencias magistrales lideradas por diversos referentes internacionales en esta materia, como George Yúdice, Sergio Villena, Silvio Lang y Raiza Cavalcanti. Asimismo, representantes de colectivos, organizaciones sociales e instituciones gubernamentales participaron en mesas de diálogo sobre prácticas artísticas en torno al movimiento feminista chileno; políticas culturales basadas en diseminación, localización y autogestión; proyecciones del ámbito político en la creación artística; y redefiniciones e imágenes de lo común.

El experto en políticas culturales y académico del Departamento de Lenguas y Literaturas Modernas de la Universidad de Miami, George Yúdice, dictó la conferencia inaugural “De la colaboración artística a la transformación de la institucionalidad del arte. En la presentación destacó el interés de las instituciones por abrirse hacia las comunidades, siendo fundamental la interacción horizontal de saberes entre personas de distintos perfiles para formular nuevos modos de operar hacia la innovación social y cultural.

El profesor Yúdice enfatizó que “el gran problema es que las instituciones reproducen el orden social y son resistentes a las transformaciones por sus intereses arraigados. Para reconceptualizar lo común debemos representar las relaciones entre ética, arte y política, teniendo en cuenta la hegemonía del sistema capitalista mundial, la mercantilización de la vida cotidiana y la degradación del ecosistema planetario. Es importante reflexionar sobre qué queremos decir cuando hablamos de cultura y quiénes son los públicos, ya que permitirá entender la relación que hay que forjar sin caer en el aprovechamiento de las comunidades subalternas. Éstas representan, crean, mantienen y transmiten el patrimonio cultural inmaterial referente a las prácticas folclóricas”.

El académico de la Universidad de Miami también expuso sobre la legitimización del arte a través de la institucionalidad; la necesidad de capturar capital cultural y presupuestario con el fin de impactar en el ámbito público; y el hackeo de instituciones culturales para promover el vínculo con las comunidades, donde se requieren actores relevantes internos para intervenir efectivamente.

En tanto, el director del Centro de Investigaciones Sociales de la Universidad de Costa Rica, Sergio Villena, finalizó la primera jornada del seminario con la conferencia La universidad, la comunidad, el arte. Reflexiones intempestivas en tiempos de globanalización reversa”, donde analizó las maneras en que la globalización, el capitalismo neoliberal, la posmodernidad y la sociedad líquida ponen en duda estos tres ámbitos de acción.

El también académico de sociología, señaló que “existe polémica por el paso del paradigma moderno hacia el contemporáneo, pues la producción de objetos estéticos se dirige hacia corrientes mercantiles sin validarlas en la comunidad, al tener relación con la moda, el diseño y la innovación. Actualmente se presentan múltiples nociones y corrientes sobre la manera de entender lo artístico, pero me interesa pensar qué se puede hacer desde una universidad pública para trabajar en la reconstitución del lazo comunitario mediante prácticas artísticas. Las universidades poseen tensiones internas al ser instituciones antiguas, históricas, muy estructuradas e incluso anquilosadas, pero debemos ver cómo movilizar los recursos disponibles en esta dirección”.

En cuanto a las maneras de entender el arte, el profesor Villena habló sobre la corriente vinculada a la reivindicación de lo diverso desde las marginalidades múltiples, como el arte feminista y el indígena. También abordó el concepto del arte que desplaza lo estético o el éxito comercial, para reconstituir su papel en el tejido social e instalarse como una práctica de activación. En este último caso, se busca movilizar las energías comunitarias a nivel barrial o local, teniendo en cuenta que existe una sensación de pérdida de comunidad.

Movimiento feminista y el lugar de lo político en el arte contemporáneo

La segunda jornada del seminario fue iniciada con el conversatorio “Agite y alianzas feministas” a cargo del director escénico y activista argentino, Silvio Lang. El expositor dialogó sobre acciones colectivas e intervenciones artísticas para fortalecer el movimiento feminista en Buenos Aires, rescatando el testimonio del colectivo Ni una menos. Además, realizó una sesión participativa con el público donde los interpeló sobre las formas paternalistas de tutelaje, miedo e invisibilización en la universidad, junto con la relación de esas violencias en hechos de la cotidianeidad.

Lang comentó que “el movimiento feminista y pro aborto ha tomado mucha relevancia en Argentina y es muy importante forzarnos a encontrar invisibilizaciones en el día a día. Existe una dominación patriarcal que se ejerce desde hombres y mujeres, por lo que hay una erosión subjetiva y una disputa por cada una de nuestras subjetividades. En este sentido, confieso que no puedo estudiar el feminismo, es algo que me pone en jaque y que debo asumir como arma de desarme. Por ello debemos preguntarnos cuándo nos apropiamos, cuándo invisibilizamos y cuándo aplicamos prácticas misóginas”.

Por su parte, la socióloga e investigadora de la Universidad Federal de Pernambuco de Brasil, Raiza Cavalcanti, finalizó el seminario con la conferencia Agenciamientos artísticos: observando el lugar de lo político en los trabajos artísticos contemporáneos, donde mostró los planteamientos de diversos autores para profundizar los conceptos de campo del arte, prácticas artísticas agónicas, niveles de la práctica, obra orgánica e inorgánica y la relación entre agente doble y artista cómplice.

Cavalcanti concluyó que “el arte contemporáneo se convirtió en un discurso hegemónico y muy complejo al estar siempre en expansión. Es capaz de generar polémica en torno a la contingencia del momento mediante acciones simbólicas, pero a la vez conserva la paradoja de institucionalizar incluso lo que es crítico. La institución no se trata solo de espacios físicos, sino también de generación de prácticas y discursos que son reproducidos y puestos en movimiento con la sociedad. Es decir, se define en aquellas situaciones donde ejercemos, creamos y desarrollamos arte, teniendo en cuenta que ninguna narrativa puede ser exacta por las distintas lecturas que se le da a una misma obra o intervención”.

El Seminario “El arte como comunidad o la comunidad del arte” se enmarca en el Foro de las Artes 2018, que se extenderá hasta el 27 de octubre con más de 30 actividades culturales y gratuitas para toda la ciudadanía. Mayor información en www.forodelasartes.cl

Compartir:
https://uchile.cl/u148148
Copiar