Consejo Universitario aprobó el Presupuesto 2022 de la U. de Chile

En apego al marco regulatorio y legal que rige su tramitación, el pasado 5 de mayo el Consejo Universitario dio su aprobación unánime a la propuesta entregada por la Vicerrectoría de Asuntos Económicos y de Gestión Institucional respecto del Presupuesto Global de la Universidad de Chile, año 2022, instrumento que refleja la consolidación y las estimaciones presupuestarias de ingresos y gastos de todos los organismos y unidades de la Universidad.

Ante el órgano superior también fueron presentados la consolidación de los presupuestos de los diversos organismos universitarios que se envían al nivel central y la propuesta de distribución del Fondo General, elementos que componen el Presupuesto Global.

Además, fueron expuestos y acogidos en la misma votación el Aporte de Aranceles por Gratuidad Expirada, por la suma de $2.001 millones; los Aportes Extraordinarios para gastos asociados a la Pandemia Covid 19, por la suma de $4.240 millones y las pautas Anuales de Endeudamiento.

Finalmente, fueron escogidos los representantes del Consejo Universitario ante una eventual Comisión Mixta de Presupuesto, instancia que debe conformarse en caso de que el Senado Universitario rechace la Propuesta de Presupuesto Universitario 2022.

Plazos de tramitación y Reforma al Reglamento de Presupuesto

La Vicerrectora de Asuntos Económicos y de Gestión Intitucional, profesora Heidi Berner se refirió a las recurrentes dificultades para cumplir con los plazos de tramitación del presupuesto, profundizadas en contexto de pandemia, como es el retraso en el envío de los antecedentes por parte de cada una de las unidades.

Sin embargo, explicó la académica, esta problemática espera ser subsanada con la propuesta de reforma al Reglamento de Presupuesto de la U. de Chile, elaborada por una comisión mixta de presupuesto, integrada en representación del Consejo Universitario por los Decanos de las Facultades de Cs. Físicas y Matemáticas, Prof. Francisco Martínez, y de Ciencias, Raúl Morales, que se encuentra a la espera de ser votada por la plenaria del Senado Universitario.

Marco normativo del Presupuesto Global de la U. de Chile

El Presupuesto Global Universitario está regulado por el Decreto Supremo N°180 del Ministerio de Hacienda (año 1987), que fija las normas y el formato de presentación del presupuesto, así como del balance de ejecución presupuestaria, a todas las universidades que reciben el Aporte Fiscal Directo.

Como parte de su tramitación, con posterioridad a la aprobación por parte del Consejo Universitario, el Senado Universitario votará la propuesta, la cual, de ser acogida, pasará a ser revisada por la Contraloría Universitaria. En caso de que el órgano normativo rechazara la presentación, debe conformarse una comisión mixta con representante de ambos órganos.

Presupuesto Universitario: Recuperación de unidades en tiempos de crisis

La vicerrectora Heidi Berner inició la presentación, indicando que el monto ejecutado estimado del Presupuesto Universitario 2021 es de $ 813.413 millones, mientras que el Presupuesto del año 2022 es de $886.411 millones, por lo cual la variación nominal esperada para este año es del 9,0%, justificada principalmente por la inflación.

Como es habitual, la presentación incluyó los ingresos universitarios, desglosados en ingresos de operación, venta de activos, transferencias, endeudamiento, financiamiento fiscal, recuperación de otros préstamos, otros ingresos por leyes especiales y el saldo inicial de caja.

La académica destacó el aumento del Aporte Fiscal Directo del año 2021, que fue del 1,81%. “En la práctica, menor que la inflación, que fue de 7,2%”, dijo.

Respecto a las principales variaciones de los ingresos del presupuesto 2022 versus la ejecución estimada del año pasado, la Prof. Berner detalló los gastos operacionales, donde se consignan los gastos de personal, la compra de bienes y servicios y las transferencias, mientras que en los gastos de inversión figuraron aquellos referentes a inversión real e inversión financiera.

La académica relevó el aumento en gasto personal, del orden del 6,31% -con aumento de 6,2% para directivos, 6,99% para académicos y 7,26% para no académicos. “En honorarios sigue existiendo una disminución menor del 0,63% relacionada con una disminución de la actividad como Universidad, pero también con el hecho de que se han traspasado funcionarios a honorarios a la contrata”, destacó.

Mientras en 2020 y 2021 los gastos en viáticos, horas extraordinarias y compra de bienes y servicios disminuyeron producto de la inactividad presencial de la vida universitaria, “nunca hubo un desmedro en el pago de remuneraciones, a propósito de una disminución importante de nuestra actividad en términos de ingreso”, explicó.

Respecto del Fondo General, se detallaron los saldos presupuestarios estimados para el 2022 de las distintas unidades y organismos universitarios, además del Hospital Clínico, el Programa Transversal de Educación, Rectoría, y otros proyectos y fondos. Además, informó que para el Presupuesto Ejecutado del año 2021, se estimó un incremento de 5,6% con respecto al 2020.

Sobre este punto fue destacado el mejoramiento de varias unidades académicas en términos económicos. “En general, uno ve una Universidad que desde el punto de vista presupuestario tiene una mejora”.

Especial atención tuvo el caso de la Facultad de Medicina, “que en año anterior presentó un déficit del orden de los 5.000 millones y hoy proyecta un saldo positivo de 10.691 millones”. “Ha sido un trabajo bien importante que hemos tenido con la Facultad y lo agradezco enormemente”, expresó la Prof. Berner.

De la misma forma, se relevó la recuperación de otras unidades que han mantenido deuda con el fondo general como Odontología, el Hospital Clínico, el Instituto de Estudios Internacionales y Cs. Forestales, que han dado señales de recuperación, producto del trabajo conjunto. El caso de mayor cuidado es el de la Facultad de Artes, que aumentó levemente su deuda, pero continúa siendo inferior a la que sostienen otros organismos.

Fondo General: Excedentes y sus usos

Con respecto al Presupuesto de Distribución del Fondo General, se explicó que este instrumento consiste en una figura financiera que refleja alrededor del 30% del presupuesto y financiamiento global de la Universidad, el cual registra recursos provenientes de los aportes fiscales, la recaudación de aranceles y los derechos de matrícula, overheads, transferencias fiscales y renta de inversiones. Tales recursos son transferidos posteriormente como aportes y programas a los organismos por distintos conceptos -aporte institucional, aranceles, AIN, Morosidad, SIL, entre otros-.

Asimismo, en el Fondo General se registran algunos gastos de carácter institucional y general, como el servicio de la deuda, los seguros generales y algunas transferencias institucionales.

Como figura financiera, explicó la Prof. Berner, “permite mantener la liquidez y la operación diaria entre los diversos organismos universitarios, facilitando el capital de trabajo requerido para cubrir los desfases de caja que se producen durante la ejecución del Presupuesto Universitario (…). Por eso es tan importante que el fondo general esté sano y mantenga un balance presupuestario”.

Junto con informar los principales inflactores del Presupuesto año 2022, la Vicerrectora Berner dio cuenta de los gastos generales de la Universidad, cuyo aumento se concentra en la contratación y renovación de seguros en el actual contexto de pandemia y crisis social.

En este escenario, fueron destacadas como una “buenas noticias”, la posibilidad de contar con un excedente del presupuesto ejecutado del año 2021 de $6.411 millones de pesos y la autorización entregada por el MINEDUC para utilizar los excedentes del Fondo Solidario en la gratuidad expirada por un año. Asimismo, la Universidad aún cuenta con fondos de Aportes Extraordinarios para gastos asociados a la pandemia del orden de los $4.240 millones que y en gastos asociados a la pandemia.

Finalmente, la Prof. Berner informó de un saldo final de $1.651 millones, cuyo uso será determinado por una comisión asesora de Rectoría, integrada por cinco Decanos(as) y Directores(as); el(la) Vicerrector(a) de Asuntos Económicos y Gestión Institucional; el(la) Vicerrector(a) de Asuntos Académicos; y el(la) Vicerrector(a) de Investigación y Desarrollo, quienes deberán elaborar una propuesta de priorización estratégica y balanceada, respecto al uso que debiera otorgar la Universidad a los excedentes proyectados del Presupuesto del Fondo General año 2022. Sobre la base de dicha propuesta, el(la) Rector(a) presentará posteriormente al Consejo Universitario un informe sobre la materia.

 

Compartir:
https://uchile.cl/u187105
Copiar