Así vive la democracia el Centro Educacional Mariano Latorre de La Pintana

El desarrollo de proyectos participativos en los establecimientos educacionales forma parte de la estrategia del PACE UCH, de la Oficina de Equidad e Inclusión dependiente de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, y busca la vinculación entre las comunidades a partir del desarrollo de iniciativas propuestas por las mesas educativas de los mismos liceos de manera que que responden a necesidades particulares diagnosticadas por los distintos actores que conviven en la comunidad.


“Formando ciudadanos mediante el fortalecimiento del Centro de Alumnos del Centro Educacional Mariano Latorre de la comuna de La Pintana” es el nombre del proyecto que se desarrolló durante los primeros meses del año escolar, donde los jóvenes eligieron a sus representantes a través de una votación popular, participaron en talleres de formación y tuvieron una visita pedagógica al Congreso Nacional en Valparaíso. Todas estas actividades apuntaban a fortalecer la formación ciudadana y a involucrar a los jóvenes en procesos de representación democrática en el mismo territorio en el que se desenvuelven.

Eligiendo representantes

La elección del Centro de Estudiantes se llevó a cabo el 25 de abril de este año, donde se presentaron dos listas que se sometieron al sufragio universal. La lista A, presidida por Kassandra Albornoz de 4° medio A, proponía una serie de acciones que apuntaban a mejorar los espacios dentro del colegio, de forma que sean más cómodos y cercanos a los estudiantes. “Queremos cambiar el entorno del colegio, arreglar lugares para que nos sintamos cómodos y estar bien en un entorno más verde dentro de nuestro establecimiento. Queremos pintar las salas con motivos que le hagan sentido a cada curso según su especialidad”, señala. La lista B, presidida por Celene Segura, estudiante de 4° medio C, proponía realizar actividades recreativas según los gustos de los mismos estudiantes. “Queremos tener un botiquín, reunir fondos con un recreo entretenido para arreglar las ventanas, para el confort del baño, campeonatos de fútbol, básquetbol, tenis, ping-pong, taca-taca, baile y free style, porque hay muchos chicos que les gusta y no tienen el espacio para desarrollar estas actividades”, señala.

Los estudiantes participaron activamente en el proceso, donde las listas hicieron un “sala a sala” presentando sus propuestas y respondiendo las consultas de sus compañeros. Posteriormente, se realizó el proceso de elecciones, donde votaron 357 estudiantes, resultando ganadora la lista A, con 219 votos. La lista B obtuvo 121 votos, 2 fueron en blanco y 15 nulos. De esta forma, la lista A ganó con un 62% de las preferencias, dejando a la lista B con un 34% de los votos escrutados.

Pablo Salinas, profesor asesor del Centro de Estudiantes del liceo, señala que “fue un proceso regular, donde se presentaron dos listas con estudiantes de 2°, 3° y 4° medio. A partir de la motivación que hacemos desde marzo, ellos crean libremente las listas y hacen la campaña de difusión hasta el día donde se realizan las elecciones”.

“Lo bueno que tiene el centro de estudiantes para este colegio donde su proyecto principal es formar profesionales de nivel técnico es que crea muchas habilidades sociales en los estudiantes. La participación, la apertura hacia otras realidades de colegios, les permiten ampliar su vocabulario, relacionarse con pares de otros espacios, abarcar temas que no se tocan en sus asignaturas, descubren lo que pueden y no pueden hacer, crean liderazgo y trabajan en equipo”, señala el profesor Pablo.

El nuevo Centro de Estudiantes asumió de inmediato sus labores, ya que debían organizar el día del alumno y empezar a desarrollar lo que habían propuesto en el periodo de elecciones. También, debían coordinar su trabajo con los también recién asumidos centros de alumnos de cada curso.

Formación ciudadana

Una segunda instancia del proyecto estuvo a cargo de Álvaro Ramis, doctor en Filosofía y académico del Programa de Formación Continua (PEC) de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, quien desarrolló dos jornadas de charlas-taller, la primera enfocada en trabajar un mapa de actores del establecimiento educacional, titulada “Entendiendo las formas de incidencia activa de un centro de alumnos”, y la segunda con un foco en la comunicación y la negociación, titulada “Mediación de conflictos en espacios asociativos juveniles: Una introducción metodológica”. En ambas instancias participaron todos los centros de alumnos de los cursos y el Centro de Estudiantes recién electo.

El proyecto participativo culminó con una visita pedagógica al Congreso Nacional ubicado en la ciudad de Valparaíso, donde participaron todos los presidentes y vicepresidentes de los centros de alumnos de los cursos y la directiva completa del Centro de Estudiantes del colegio. En la instancia, los jóvenes pudieron presenciar una sesión en vivo de la cámara de diputados donde se discutían dos proyectos de ley, visitaron la sala de Honor donde se hace el cambio de mando y la cuenta pública y conocieron la sala de sesiones del Senado.

Todas estas actividades instalaron una serie de experiencias que apuntaban a mejorar sus habilidades de comunicación, argumentación, colaboración, resolución de conflictos, competencias de formación ciudadana y liderazgo, entre otras. De esta forma, se puso en valor las dinámicas de organización estudiantil y se relevaron los espacios de participación, apuntando a formar ciudadanos íntegros e involucrados con sus contextos sociales y políticos en los que se desenvuelven día a día.

Compartir:
https://uchile.cl/u133856
Copiar