Lobby oscuro

Señor Director:

"La Segunda" del viernes pasado publicó un reportaje sobre un nuevo escándalo de financiamiento electoral y agencias de lobby, en el que el ministro Cristián Larroulet asegura que "la agenda legislativa de transparencia que está impulsando La Moneda en el Congreso aborda debidamente este tema".

Lamentablemente, desde mediados del 2011 que a los chilenos se nos está prometiendo lo mismo y los escándalos se siguen sumando uno a uno, pero las agencias de lobby siguen actuando con total impunidad.

Para controlar el lobby, su tráfico de información, influencias y recursos, es necesario que todas las autoridades públicas informen sobre los llamados telefónicos, correos electrónicos y reuniones formales o sociales que reciben de parte de agencias de lobby, decisión que puede y tiene que ser aplicada voluntariamente desde hoy y confirmada a través de una ley con discusión inmediata.

Esta ley debiera forzar a las agencias de lobby a informar públicamente sobre su lista de clientes y los temas que están planteando a cada autoridad, para evitar presiones que fuercen la voluntad democrática a favor de intereses particulares, más aún en momentos en que se sigue tramitando o dejando de tramitar proyectos de ley de gran interés social, cívico y económico.

El actual proyecto no considera esto y aborda a las agencias de lobby sólo en lo formal, con lo que seguiremos con escándalos de colusión de farmacias, acreditaciones universitarias falsas, ciudadanos convertidos en clientes cautivos de bancos, supermercados e isapres, y aprobación forzada o sanciones simbólicas a proyectos con graves daños sociales y ambientales.

Víctor Pérez Vera
Rector Universidad de Chile

 

 

Compartir:
https://uchile.cl/u91422
Copiar