Columna de opinión del Senador Universitario Daniel Burgos:

"El personal de colaboración y la función pública en la Universidad de Chile"

Una gran mayoría de los/as servidores/as públicos toman la decisión de trabajar en la Administración Pública central. Otros tantos decidimos aportar en instituciones educacionales autónomas, como la Universidad de Chile, en un rol de colaboración a la línea organizacional.

A diferencia de otros organismos estatales, la Universidad no es una institución de carácter burocrático – monopolista. Muy por el contrario, en el actual contexto de la educación superior, las instituciones educacionales estatales compiten en un mercado, lo que se traduce entre otros aspectos, en el auto-financiamiento del cual la Corporación está sometida desde el año 1981 a la fecha.

Para cualquier servidor la Universidad es una institución "especial" para ejercer la mentada función pública. Además de la eliminación de la lógica monopolista del Estado en la provisión de bienes y servicios, la función que ejerce el personal de colaboración en las Universidades no es una labor de línea; corresponde a una función de apoyo - staff. Bajo dicho precepto, el rol del /la servidor/a público en las instituciones de educación superior estatales, supone el concepto de asistencia a la línea de generación y cultivo de docencia de pregrado y postgrado, investigación, extensión y creación artística y tecnológica, ejercida por el estamento académico y estudiantil.

Dicha labor de apoyo muchas veces se hace difusa y poco comprendida por otros estamentos de la realidad universitaria. Corresponde entonces al personal de colaboración ser proactivos en dar la difusión necesaria a su importante función, comentando, explicando y educando respecto al rol en ejercicio y a la importancia de éste en la concreción de la misión que posee una institución de educación superior como la Universidad.

Mirar la función pública del personal de colaboración en la Universidad de Chile, va más allá de definirlo como la negación de la función de línea ("personal no académico"). Es una legítima y muy enriquecedora opción que tienen auxiliares, administrativos, técnicos, profesionales y directivos de servir al país, en una institución que promueve valores tan relevantes y trascendentales en su quehacer, como los de libertad de pensamiento y de expresión, pluralismo y participación (principios orientadores de la Corporación). Es concordar y promover los ideales de una institución libre, nacional y pública, que ha sido creada "(...) al servicio del país en el contexto universal de la cultura" (1).

Gran responsabilidad nos asiste al personal de colaboración con nuestro país y nuestra querida Universidad de Chile.

_______________________
(*) Senador Universitario electo en representación del personal de colaboración
dburgos@uchile.cl
(1)Estatutos de la Universidad de Chile. Decreto con Fuerza de ley Nº3, de 10 de marzo de 2006, del Ministerio de Educación Publicado en el Diario Oficial de 2 de octubre de 2007. Art. Nro. 1.

Columna de Opinión publicada en sitio web: www.senador.danielburgos.cl

Compartir:
https://uchile.cl/u105904
Copiar