A 174 años de la fundación de la Casa de Bello

Rector Vivaldi: "Si el Estado no puede definir una política para sus propias universidades, es porque en Chile no existe un Estado"

Autoridades políticas y universitarias, además de académicos, estudiantes y funcionarios participaron de la conmemoración de los 174 años de la Universidad de Chile. 

“Preguntémonos por qué en Chile no ha habido, y a este paso puede que no la haya por mucho tiempo, una discusión de verdad sobre universidades”, afirmó el Rector Vivaldi este mediodía en la ceremonia donde se celebraron los 174 años de historia de la Universidad de Chile, y en la que fue acompañado en la testera por el Prorrector Rafael Epstein; la ministra de Educación Adriana Delpiano; el vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar; y la vicerrectora de Asuntos Académicos, Rosa Devés.

En la ocasión también estuvieron presentes el vicerrector de Asuntos Económicos y Gestión Institucional, Enrique Manzur; la vicerrectora de Extensión y Comunicaciones, Faride Zeran; el vicerrector de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Juan Cortés; la ministra de Salud, Carmen Castillo; la ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma; el Comandante en Jefe del Ejército, general Humberto Oviedo; los senadores Guido Girardi y Antonio Horvath; el secretario del Consejo de Evaluación, Luis Valladares; el rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) Luis Pinto; el rector de la Universidad de O'Higgins, Rafael Correa; y Ángela Jeria, medalla Senado Universitario, además de decanos y decanas, directores de Instituto, académicos, miembros del Senado Universitario, representantes de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile (FECh), embajadores y otras autoridades políticas y académicas.

En un discurso marcado por la reflexión sobre la reforma a la Educación Superior, el Rector advirtió las motivaciones económicas, ideológicas y sistémicas, que a su juicio amenazan las posibilidades de un cambio al estado actual del sistema educativo.

“Pretender que ante un negocio de miles de millones de dólares, sin requisitos de calidad, sin ningún requerimiento de rendición de cuentas, vayamos a poder sentarnos a conversar cándidamente, a partir de cero, sería ingenuo”, dijo la máxima autoridad de la Casa de Bello refiriéndose al sistema educativo instalado en el país en las últimas décadas.

Desde el punto de vista ideológico, Vivaldi advirtió que el verdadero problema que se enfrenta hoy “es la defensa de un modelo basado en una concepción totalmente distinta de universidad, un modelo de negocios en que la universidad es el retailer, el título profesional el commodity y el estudiante el cliente”.  En ese sentido, el Rector manifestó que "si el Estado no puede definir una política para sus propias universidades, es porque en Chile, no existe un Estado”.

Tras hacer un repaso por los logros de nuestro plantel durante el último año, y plantear los desafíos que vienen adelante, la máxima autoridad de la Casa de Bello concluyó sus palabras afirmando: “Estamos en una momento crítico de la historia de Chile. Un país enrabiado, desafectado, descohesionado. Como siempre, la Universidad de Chile no está buscando en la discusión política educacional una ventaja para sí. Vamos a liderar una gran fuerza que reconstruya y revitalice la educación pública chilena, que vuelva a fundir en una misión común los servicios públicos de educación, salud, tecnologías, derecho, silvoagropecuarios, culturales con las universidades estatales”.

Aunque no pudo estar presente en la actividad, la Presidenta Michelle Bachelet envió una carta de saludos a la comunidad universitaria. “Festejar un nuevo año de vida de la Universidad de Chile es celebrar nuestra vida republicana, es pasar revista a la evolución y a las transformaciones económicas, políticas y sociales que ha experimentado nuestro país y que han ayudado a conformar el Chile actual”, expresó la mandataria en su misiva.

Ministra Delpiano: Fin al negocio de la educación

Junto con celebrar un nuevo aniversario para nuestro plantel, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, señaló que "aquí no estamos solo el mundo académico sino está el país reconociendo a la Universidad de Chile como su gran universidad (…) Yo creo que no hay otra universidad en este país –sin desmerecer a nadie–, que tenga esta fuerza, esta raigambre, este elemento de gran institucionalidad para Chile”.

Refiriéndose a los avances que se han logrado en el ámbito educativo, principalmente en carrera docente, educación parvularia y centros de formación técnica, la titular de educación, afirmó: “Estoy segura que con generosidad, con empuje, con la dedicación y el respaldo de la Presidenta de la República, lograremos este año tener una mejor Ley de Educación Superior, una que realmente le diga al país, cuál es la función que se quiere de la Universidad y que elimine definitivamente la idea de que la educación es un negocio, como si fuera una fábrica de ampolletas o de cepillos de dientes”.

Asumiendo que lo que queda por avanzar en esta reforma “es una tarea compleja y difícil”, la ministra Delpiano llamó al Rector Vivaldi a trabajar en forma conjunta. “Vamos a encontrar ese camino para hacer de Chile un mejor Chile, para garantizar que los jóvenes estudien en universidades de alta calidad. Eso no se hace de la noche a la mañana, eso es parte de este gran esfuerzo educativo que estamos desarrollando, yo soy optimista. Y por cierto, los 174 años de experiencia de la Universidad de Chile serán clave en esta tarea”. 

Reconocimientos

La ceremonia de aniversario de estos 174 años de la Casa de Bello, fue también escenario de la entrega de importantes reconocimientos. En la oportunidad, el Rector hizo entrega de la Medalla Universidad de Chile, reconocimiento que se concede a las más altas autoridades de nuestro plantel, al Prorrector Rafael Epstein, quien asumió en su cargo el pasado 3 de septiembre. Asimismo se entregó una réplica de la Medalla Universidad de Chile al profesor Sergio Jara Díaz, en recuerdo y agradecimiento a la labor desarrolló en dicho cargo.

En la instancia se distinguió con la Medalla Rectoral, a quienes siendo parte de la Universidad de Chile en calidad de egresados o profesores, fueron reconocidos este año como Premios Nacionales. Vicente Bianchi, Premio Nacional de Artes Musicales, Francisco Rothhammer, Premio Nacional de Ciencias Naturales y Manuel Silva Acevedo, Premio Nacional de Literatura, fueron relevados en la ceremonia. “De algún modo todos los que fuimos distinguidos este año hemos tenido como horizontes como personas, intelectuales, artistas, la impronta y el sello de la casa de Andrés Bello, quien señalara con lucidez: todas las verdades se tocan, se llaman, se eslabonan. En nombre de los premios nacionales 2016, agradezco la distinción que nos confiere hoy nuestra Universidad de Chile”, dijo en la ceremonia Manuel Silva Acevedo, quien habló en representación de los galardonados.

El destacado músico, Vicente Bianchi, quien estuvo presente en la ceremonia, fue especialmente homenajeado por la Camerata Vocal de nuestro plantel. Tras dicha presentación, Bianchi agradeció al conjunto musical y a la Institución, y entregó al Rector un manuscrito original del Himno de la Universidad de Chile, para su resguardo.

Por último, la máxima autoridad de nuestra Casa de Estudios, distinguió a los 23 académicos y académicas de la institución que en el presente período fueron nombrados como Profesores Titulares, la máxima jerarquía académica que existe en nuestro plantel. Provenientes de diferentes disciplinas, estos académicos recibieron la medalla con la que la Universidad los condecora por haber entregado la mayor parte de su vida a la formación de profesionales, a la investigación y a la extensión del conocimiento.

Compartir:
https://uchile.cl/u128683
Copiar