U. de Chile y U. Nacional del Litoral inician colaboración para potenciar la transferencia tecnológica en la región

Intercambiar experiencias; proyectar innovaciones hacia mercados internacionales; y apoyar emprendimientos tecnológicos desde capacidades profesionales, son los principales objetivos de la alianza que busca impulsar la U. de Chile, a través de su Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), junto a la Universidad Nacional del Litoral (UNL) de Argentina, destacada por tener la única aceleradora transandina con un fondo de capital de riesgo.

A través de un encuentro organizado el martes 17 de julio en OpenBeauchef, con el Director de Innovación Abierta de Aceleradora Litoral, Daniel Scacchi, se dialogó sobre la experiencia exitosa de la UNL en innovación, destacando su sistema de vinculación con el entorno. Además, los asistentes conocieron detalles sobre la creación del Centro para la Transferencia de los Resultados de la Investigación (CETRI-Litoral) en 1994, la inauguración del Parque Tecnológico del Litoral Centro en 2003 y la reformulación del Estatuto Universitario en 2012, que incluyó normativas de propiedad intelectual, transferencia y emprendimiento.

De acuerdo al Director Scacchi, “la innovación no es una actividad que ocurre naturalmente, pues se deben desarrollar normas, cambiar la cultura organizacional e incrementar la inversión presupuestaria. Por ello, uno de los grandes desafíos es sostener en el tiempo las políticas institucionales de vinculación y transferencia. Debemos concientizar a los equipos de gestión universitaria e investigadores sobre la necesidad de manejar la propiedad intelectual para impulsar negocios internacionales y buscar aliados externos, como especialistas en inversiones que complementen las capacidades generadas en la universidad”.

En cuanto a la trayectoria de la UNL, la institución se posiciona como la segunda universidad que presenta mayor cantidad de patentes en Argentina y ha recibido en cuatro ediciones el Premio Doctor José A. Balseiro por sus iniciativas de vinculación tecnológica. De hecho, en 2017 ingresaron más de siete millones de dólares por transferencia, considerando a las licencias como una herramienta fundamental para maximizar la explotación de innovaciones por su alcance territorial y temporal que se puede extender hasta 20 años.

El Director de Innovación VID, Edgardo Santibáñez, destacó que “esta actividad fue una excelente oportunidad para conocer los logros de la UNL y también aquellas situaciones que no han resultado como esperaban. Compartir conocimientos nos ayudará a rediseñar nuestra manera de actuar en este ámbito y también existe la posibilidad de intercambiar tecnologías, como aquellas invenciones agrarias, de energía y logística creadas en la U. de Chile, que pueden tener una proyección favorable en Argentina. Hay desafíos comunes desde la colaboración académica y el uso de capacidades complementarias, por lo que esperamos construir una agenda de trabajo a futuro”.

Este vínculo entre ambas instituciones forma parte de las estrategias de la U. de Chile para aliarse con otras oficinas de transferencia; potenciar innovaciones en el área de las ciencias vivas; recibir certificaciones reconocidas internacionalmente; y permitir que las startups institucionales tengan apoyo en el extranjero, generando misiones tecnológicas e iniciativas de soft landing (ayuda a empresas o emprendedores que desean funcionar en una economía que no es la suya).

El Jefe de la Unidad de Transferencia VID, Gaspar Morgado, agregó que “como institución pública, la UNL ha generado interés por la ejecución de iniciativas público-privadas, levantamiento de capital y la creación de un parque científico tecnológico, una aceleradora de empresas y un fondo de capital de riesgo propio para apoyar diversos spin off´s. Por ello es muy importante que se establezca una alianza con la U. de Chile, pues también buscamos posicionarnos en el ecosistema innovador de América Latina con el proyecto Laguna Carén, el fortalecimiento de Openbeauchef y el aumento de presupuesto para las tecnologías y sus startups vinculadas”.

Finalmente, el Director de Beauchef Acelera, Felipe Ñancupil, comentó que “OpenBeauchef es un ecosistema nuevo y recién estamos partiendo con la generación de alianzas. Buscamos que los innovadores se puedan proyectar hacia Latinoamérica y el mundo, por lo que esta iniciativa es un aporte para lograr este objetivo. De hecho, este año adjudicamos recursos a través de un proyecto PAEI de CORFO, enfocado en ayudar a emprendedores enseñándoles los caminos óptimos para ingresar a diversos mercados. Hasta ahora suman tres que internacionalizarán sus proyectos en Argentina, por lo que esperamos generar acuerdos, recibir proyectos y ayudarnos mutuamente para transferir tecnologías o levantar capital público y privado”.

Compartir:
https://uchile.cl/u145106
Copiar