Nuevo informe ICOVID Chile:

Pandemia registra sostenido enlentecimiento, pero algunos indicadores siguen críticos

El equipo de ICOVID Chile, iniciativa liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su informe N° 76, con análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país. El reporte fue elaborado con información obtenida hasta el sábado 19 de marzo de 2022, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

El documento plantea que a nivel nacional se registró una leve baja de aproximadamente un 23,5 por ciento en el número de nuevas contagiadas y contagiados diarios promedio en comparación con la semana anterior. Por su parte, el indicador de carga en este período observado es de aproximadamente 60,1 casos nuevos diarios cada 100.000 habitantes, valor sobre el nivel crítico (10 casos nuevos diarios cada 100 mil habitantes). A nivel regional, se observa una disminución de casos en todas las regiones, a excepción de Aysén, que mantiene un número de nuevos contagiados diarios similar al de la semana anterior.

El número de reproducción efectivo (R), que representa el número de personas promedio que contagia cada caso, se ha mantenido significativamente bajo 1 desde mediados de febrero a nivel nacional, indicando una detención de la propagación del virus durante el último mes. Solamente dos regiones muestran un índice de transmisión en nivel crítico: Aysén y Magallanes.

Guillermo Cabrera-Vives, académico y director de la Unidad de Ciencia de Datos del Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Concepción, recalca que, “a nivel nacional, se observa que los casos han ido disminuyendo consistentemente desde aproximadamente mediados de febrero. Sin embargo, varios indicadores pandémicos siguen en rojo, como -por ejemplo- la positividad y el uso de camas. Debemos seguir cuidándonos y estar atentos a nuevas variantes, tales como la nueva subvariante BA.2 de ómicron”.

En la misma línea, el investigador en salud pública y académico de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Eduardo Undurraga, puntualizó que “los indicadores epidemiológicos muestran una mejora consistente en la evolución de la pandemia en las últimas semanas, incluyendo una rápida disminución en los contagios. La alta cobertura de vacunación, con una mayoría de la población con dosis de refuerzo, la inmunidad por infección, y mejoras en trazabilidad, son indicadores alentadores. Sin embargo, hay que recordar que la pandemia no ha terminado, y debemos seguir cuidándonos y cuidando a los demás”.

Por otra parte, el número de test PCR informados por mil habitantes, por semana a nivel nacional, ha disminuido desde el máximo alcanzado en la pandemia de 33 test por mil habitantes por semana el 31 de enero 2022, y se mantiene constante en la última semana en torno a 18 test por mil habitantes por semana. “Esto en parte se explica por el aumento en el uso de test rápido de antígenos. Destacan las regiones de Aysén y Magallanes en el número de test PCR realizados, alcanzando aproximadamente 31 y 25 test por mil habitantes, respectivamente”, plantean los y las investigadoras.

Además, el informe plantea que la positividad de test, que indica la fracción de test PCR informados que resultan positivos, disminuye sostenidamente desde mediados de febrero 2022 (35 por ciento) y la semana del 13 al 19 de marzo fue de 19.8 por ciento a nivel nacional. Esto es aún considerado nivel crítico según los indicadores de ICOVID, y sugiere que los casos existentes son más de los que son detectados por el sistema de salud. 

Las regiones con mayor positividad son Biobío (26,2 por ciento), Ñuble (26,2 por ciento), Los Ríos (25,1 por ciento), Maule (24,8 por ciento), y La Araucanía (24,5 por ciento). Los investigadores sugieren cautela en la interpretación de la positividad actual del PCR, “ya que la serie es hoy menos comparable con la del año anterior por la introducción masiva de test de antígenos como tamizaje previo a un PCR, lo que puede ocasionar que la positividad de los PCR se mantenga más alta”.

Trazabilidad y capacidad hospitalaria 

El documento indica que el desempeño de los tres indicadores de trazabilidad, que buscan estimar la cobertura en tiempos oportunos en la secuencia de acciones que van desde el inicio de síntomas, la consulta médica, el tiempo de examen y laboratorio, y la notificación a la autoridad, han mostrado una mejora paulatina y sostenida a nivel nacional, desde inicios de 2022. “Los tiempos de laboratorio han mostrado un desempeño especialmente favorable en cada región del país, incluso en aquellas que habían experimentado una baja a mediados de febrero (Maule y Los Lagos, por ejemplo)”, se lee en el reporte.

La académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Alejandra Fuentes-García, sostiene que “la trazabilidad temprana, que busca estimar la cobertura en tiempos oportunos en la secuencia de acciones que van desde el inicio de síntomas, la consulta médica, el tiempo de examen y laboratorio, y la notificación a la autoridad, ha ido mejorando paulatina y sostenidamente –a nivel nacional- desde inicios de 2022. Los tiempos de laboratorio han mostrado un desempeño especialmente favorable en cada región del país, incluso en aquellas que habían experimentado una baja a mediados de febrero (Maule y Los Lagos, por ejemplo)”. En esta línea, afirma que “el mensaje es seguir reforzando las acciones de trazabilidad, especialmente el aislamiento de casos y rastreo de contactos, estrategia fundamental para una mejor gestión de la pandemia”.

En cuanto al indicador de capacidad hospitalaria, el nuevo informe señala que, para la tercera semana de marzo, la ocupación promedio de camas UCI a nivel nacional alcanza un 89,2 por ciento. Ahora, “si bien la ocupación disminuye desde fines de febrero, cuando alcanzaba el 94 por ciento de ocupación, aún es considerado un nivel crítico según los indicadores ICOVID. Seis regiones mantuvieron una ocupación promedio sobre 90 por ciento: Los Lagos (95,6 por ciento), Coquimbo (93,2 por ciento), La Araucanía (92,7 por ciento), Maule (91 por ciento), Metropolitana (90,8 por ciento), y Valparaíso (90,3 por ciento)". 

​​Por otro lado, la proporción de camas UCI ocupadas con pacientes hospitalizados por COVID-19 sigue disminuyendo desde valores en torno a 44 por ciento a fines de febrero, alcanzando un promedio de 35,8 por ciento a nivel nacional. A nivel local, las regiones con mayor proporción de hospitalizados en UCI por COVID-19 son Maule (52,6 por ciento), Los Lagos (47,3 por ciento), O’Higgins (47,2 por ciento) y La Araucanía (46,5 por ciento).

Asimismo, el documento señala que la tasa de variación semanal de hospitalizaciones totales por COVID-19, que sólo está disponible a nivel nacional y que mide el cambio relativo en la demanda hospitalaria por pacientes COVID-19 totales (stock en camas de todo tipo: básica, media, UCI, UTI), muestra una disminución sostenida desde el 3 de marzo de 2022, registrando una disminución de 17 por ciento el 23 del mismo mes.

Desglosando el indicador según los distintos grupos etarios, el promedio de uso diario de camas UCI (stock) entre el 13 y 19 de marzo de 2022 muestra una disminución consistente en todos los grupos de edad considerados. En comparación con la semana anterior, se observa una disminución de 13,9 por ciento para el grupo sobre 70 años de edad (426 a 367 casos), 12,1 por ciento para el grupo entre 50 y 69 años (470 a 413 casos), y 16,2 por ciento para menores de 50 años (120 a 101 casos).

Otros indicadores: vacunación 

Respecto a los avances en el proceso de vacunación, el nuevo informe ICOVID muestra que el esquema completo de vacunación, ya sea con segunda dosis o dosis única (para aquellas vacunas que requieren una dosis), alcanza -el 17 de marzo- un 88 por ciento de la población total del país. A nivel local, la región con más baja cobertura de vacunación sigue siendo la Metropolitana, con 82,9 por ciento de cobertura. Le siguen Tarapacá junto con Arica y Parinacota, con un 86,2 y 86,9 por ciento, respectivamente.

Además, se reporta que la cobertura de vacunación completa con vacunas de dos dosis es de 93,0; 95,5; 88,9 y 80,5 por ciento, respectivamente, para las personas mayores de 70 años, entre 50 y 69 años, entre 18 y 49 años, y menores de 18 años. Esto, al 17 de marzo de 2022.

13.375.122 personas han recibido una dosis de refuerzo de vacuna contra el COVID-19, correspondiente a -aproximadamente- un 70 por ciento de la población total del país. De estos, 0,9 millones corresponden a personas menores de 18 años, 7,4 millones entre 18 y 49 años, 3,8 millones entre 50 y 69, y 1,35 millones mayores de 70”, detallan en el informe.

Finalmente, los y las investigadoras señalan que dado que la pandemia es dinámica y, por lo tanto, también los esquemas de vacunación y la inmunidad generada, “se agrega en este informe un indicador que estima la cobertura dinámica de vacunación completa. Esto se define como el porcentaje de la población total chilena que, en una fecha dada, lleva dos o más semanas y menos de cinco meses desde la segunda dosis, más la población con dos o más semanas y menos de ocho meses desde la tercera dosis. El 17 de marzo de 2022, el 81,2 por ciento de la población tiene vacunación completa vigente”, destacan.

Más información sobre datos y el reporte completo aquí

Compartir:
https://uchile.cl/u184967
Copiar