Exploración vocacional transdisciplinaria

Estudiantes secundarios experimentan con arte, cobre y microbios junto a especialistas de la U. de Chile

¿Qué tienen en común las artes y las ciencias? De buenas a primeras, podría decirse que muy poco. Sin embargo, los y las estudiantes de tercero medio de la especialidad de enfermería del Instituto Cumbre de Cóndores Oriente descubrieron muchos puntos en común: “ambas experimentan”, “usan laboratorios”, “investigan”, “tienen procesos específicos”, “necesitan de la creatividad”. Intuitivamente, los y las estudiantes se acercaron al principal objetivo de la actividad ejecutada en alianza con los académicos de las facultades de Arte y Ciencias André Barbet y Andrés Marcoleta, que consistía en reconocer los cruces entre ambas disciplinas y descubrir que se puede hacer arte con microorganismos.

La actividad, parte de las salidas pedagógicas del Programa de Acceso a la Educación Superior de la Universidad de Chile (PACE UCH), cuyo foco es la exploración vocacional, invitó a los y las estudiantes a reflexionar sobre la interdisciplina entre ciencias y arte, a propósito del libro “De cobre, microbios y arte”, publicado el año pasado, y a conocer los espacios universitarios ligados a la experimentación científica y artística.

La jornada se inició con un recorrido mediado por ambas facultades a cargo del equipo de mediación cultural Uchile. Luego, Andrés Marcoleta ofreció una charla sobre "la crisis de resistencia a los antibióticos y lo importante que son los microorganismos para la vida en el planeta", así como de los diferentes usos del cobre como agente antimicrobiano. Después realizaron una visita al taller de grabado con los docentes Sebastián Robles y Carlos Gómez, para finalizar con un taller de microbiograma, a cargo de André Barbet y Andrés Marcoleta, que permitió a los y las estudiantes conocer una técnica para utilizar el cobre en el ámbito de la creación artística y dibujar con microbios.

Repensar formas de aprender y enseñar

Entre los aspectos mejor evaluados por los estudiantes estuvo la posibilidad de conocer dos áreas que pocas veces se integran entre sí. “Aprendí mucho sobre técnicas artísticas y cómo podemos usar diversos métodos para crear arte, y en ciencias conocí diversos experimentos y cómo los microorganismos actúan en el ambiente”, afirmó Josué Cordero, estudiante del Instituto Cumbre de Cóndores Oriente. "Me gustó mucho como la ciencia se junta con el arte de manera novedosa y bonita”, comentó Vayoleth Guajardo, estudiante del mismo curso.

Para Fabián Retamal, coordinador de enseñanza media del PACE UCH, la actividad muestra de manera concreta las posibilidades y riquezas de la vinculación de la Universidad con la educación pública, “pues permite que los estudiantes conozcan de manera abierta, lúdica y empática todo el saber que se genera al interior de la académica, y -a la vez- le permite a las y los académicos de la Universidad relacionarse con estudiantes y conectar con sus intereses, motivaciones y necesidades. En ese vínculo virtuoso todos aprenden y la Universidad se abre a las comunidades y territorios”.

“La ciencia necesita el mismo nivel de análisis, creatividad y pasión por innovar que el arte", comenta Millaray Jiménez, estudiante de tercero medio, dando cuenta de una de las principales ideas de la actividad, pues durante la visita los y las estudiantes pudieron recorrer los espacios de ambas facultades y en ellos ir reflexionando sobre la idea de campus y vida universitaria, además de dialogar sobre las posibilidades creativas y científicas que se pueden dar entre los saberes de facultades y disciplinas, en apariencia disímiles, para poder llevar esta misma reflexión a su propio espacio escolar en el que conviven con estudiantes de diferentes especialidades e intereses.

Compartir:
https://uchile.cl/u193136
Copiar