Nutrido panorama de conferencias, libros, música, exposición y arte vivo

La Chile se toma la Feria: Por la democratización de la cultura

Con una reflexión en torno a los modos en que circulan textos, ideas, diálogos e imaginarios entre los países de América Latina, se presentó la antropóloga y Vicerrectora de Extensión de esta Casa de Estudios, profesora Sonia Montecino, en la apertura de la Feria Internacional del Libro, a la cual fue convocada para ofrecer la ponencia inaugural.

Recurriendo a mitos autóctonos de la región, la antropóloga ofreció un análisis de las ciudadanías culturales actuales y la lucha por la interpretación del mundo y las cosas.

"Es inevitable hablar hoy día desde una grieta, una fisura, un crujido, pero también desde los remiendos de un imaginario que nos confiere la posibilidad de pensar en un horizonte donde los sonidos de la igualdad en la diferencia construyan un tejido -un poncho, un aguayo, un rebozo- que nos abrace y permita tejer y destejer de manera permanente eso universal y eso particular que nos reúne y dispersa, que nos conjunta y disyunta", expresó la académica al referirse a la pregunta que atraviesa el lema de este magno evento cultural sobre "¿cómo nos leemos los latinoamericanos?".

"Por cierto esa cuestión se formula en el subtexto del poder de las industrias globales del libro y de los nuevos soportes de la palabra escrita (eso que se llama la era digital), pero sobre todo en un momento en que los derechos culturales, y las ciudanías culturales, cobran espesor y vigencia situando y desplegando otra interrogación que se ancla en el acceso y participación de las diferencias, de las minorías, de los excluidos y borroneados, al capital cultural, a las políticas simbólicas y a la lucha por la interpretación del mundo y las cosas. Desde ese lugar es que la pregunta por cómo nos leemos trae consigo la tensión entre lo igual (me refiero en términos de igualdad de derechos y no de identidad o unicidad) y lo diferente, en un tinglado en que los imaginarios tienden a estar "tomados" por la mercadotecnia comunicacional -por su concentración perversa- y en que una aparente democratización de la cultura opera en los espacios virtuales", opinó Sonia Montecino.

"Aprovechemos este paraje público y de fiesta, esta feria para re-anudar los viejos diálogos y las nuevas conversaciones de escritores y escritoras latinoamericanos, intelectuales, que luchan por la palabra y su ciudadanía múltiple en un mundo que cruje, que reclama la democratización de la cultura y la diseminación de sus símbolos más allá del mercado que la fetichiza, folkloriza y esencializa", añadió la académica.

La gratuidad como don con el que venimos al mundo

En la ocasión, la Vicerrectora Montecino agradeció a la Cámara Chilena del Libro  la invitación a inaugurar esta Feria en su calidad de mujer, antropóloga y escritora. "Estas señas de identidad no son simples rótulos, sino espejeos indiciales de mis palabras y de los sentidos que adquieren en el contexto epocal chileno y latinoamericano".

"Agradezco asimismo -continuó-  el que en este año, en el cual las Universidades Estatales interpelan al Estado por un Nuevo Trato y que nuestros estudiantes junto a otros movimientos sociales reivindican nuevos modos de concebir y distribuir el bien nacional, la Feria haya otorgado a la Universidad de Chile que cumple en noviembre 169 años -es la más antigua de este país- brindando a nuestra nación lo mejor de su conocimiento y creatividad, un espacio para mostrarse en toda la potencia de su calidad republicana y pluralista".

"La gratuidad como don con el que venimos al mundo como sujetos, como sostiene Humberto Giannini, debe ser leída no solo en clave económica sino en la recuperación del antiguo gesto humano del sentimiento de solidaridad entre generaciones que nos han dado la vida, por ejemplo, y a los cuales debemos corresponder. Sin esa cadena de mutuas consideraciones se quiebra un sentido fundamental en nuestros modos de ver el mundo. La palabra gratuidad, que proviene del latín gratuiti, significa "gracia" y de ahí deriva que ser gratuito no tiene fundamento en la razón sino en el sentimiento que deviene del latín", manifestó la académica.

Conozca el discurso completo de la antropóloga y Vicerrectora de Extensión de la U. de Chile Sonia Montecino  aquí.

La Perspectiva liberadora de la migración

El domingo 30 de octubre se dio inicio a la primera actividad de los Diálogos del Conocimiento, espacio de debate y conversación con el cual la Universidad de Chile se hace presente en la Feria del Libro de Santiago. La conferencia, titulada "Inmigración, Género y Ciudadanía, dilemas globales", contó con la presencia de María Rosaria Stabili, Catedrática de Historia de América Latina de la Universidad de Roma TRE, junto con Lorena Fríes, directora del Instituto de Derechos Humanos (INDH) y abogada por la Corte Suprema de Chile. La mesa estuvo moderada por el periodista Patricio López.

El diálogo de las intelectuales abordó el panorama general de la inmigración en América Latina e Italia, su feminización, los perfiles de las mujeres migrantes, la relación del Estado con el sujeto que migra y los procesos y consecuencias que genera esta práctica global. Los y las asistentes a la conferencia manifestaron su interés en las temáticas planteadas y se hicieron parte del coloquio con variadas preguntas a las expositoras. Fue así como las invitadas se refirieron también al rol de los medios de comunicación en los procesos de integración y acogida de los migrantes; a los factores y razones que pueden influir en el ajuste del sujeto que migra; y a el escenario en el que países se preocupan por recibir a la oleada migratoria, mas no por proteger sus derechos.

Para Lorena Fríes, resulta necesario considerar otras perspectivas de observación ante el fenómeno migratorio: "hay que tomar en cuenta la noción liberadora de la migración más que la economicista, entendiendo la idea liberadora desde el encuentro con normas menos rígidas en el país de acogida".

Por su parte, la Catedrática italiana -Rosaria Stabili- también destacó la relevancia de la migración femenina respecto de la transformación en la identidad de las migrantes. Cambio que se configura como "un espacio de liberación y de apertura para construirse como mujer". Asimismo, "los procesos de migración femenina conllevan aspectos muy duros de discriminación y violencia, sin embargo, ese aprendizaje lleva a una ampliación de los horizontes, en que se descubren fuerzas y mundos nuevos; y en definitiva, las mujeres se vuelven las protagonistas", explicó Stabili.

Las invitadas destacaron que la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Chile impulse este tipo de encuentros que fomentan la discusión y difusión del conocimiento. "Creo que en Chile son vitales los espacios de debate y reflexión. La posibilidad de estar con gente que se dedica a la reflexión académica y también estar con gente que se dedica a la investigación de la vida cotidiana de los migrantes, como María Rosaria, me parece que es un lujo", expresó la abogada Fríes. Sentimiento que fue compartido por Stabili. Para ella son fundamentales las experiencias de reflexión, pensamiento e investigación. "Creo que esta iniciativa de la Vicerrectora es simplemente fantástica y va a ser muy útil porque permite que el conocimiento se vuelva más accesible", agregó.

El público asistente a la conferencia también destacó que la Universidad de Chile se tomara la Feria. Paulina Grossi, estudiante de enfermería, expresó su satisfacción ante estos espacios de discusión en que "se ofrece una instancia de aprendizaje de temas cercanos, pero poco conocidos para la mayoría de la población".

Como es tradicional ya en las actividades organizadas por la Vicerrectoría de Extensión, la cita incluyó también una presentación artística, con la participación del grupo musical y teatral Odessa que, con tintes de ironía y humor político motivaron a los asistentes a la risa y la reflexión.

 

 

 

 

Compartir:
https://uchile.cl/u76185
Copiar