Curiosidad para aprender fue el lema de esta edición

800 estudiantes del Programa PACE participaron de la Semana de la Educación Artística

¿Sabía usted que Finlandia, uno de los países que más destaca en las pruebas internacionales a nivel escolar, dedica casi el 20% de sus clases a disciplinas relacionadas con el arte? Aparentemente el éxito curricular y el desarrollo de habilidades en los estudiantes no pasa necesariamente por aumentar las horas de lenguaje o matemática, sino también por aumentar las de arte o la participación de los jóvenes en actividades que involucren las expresiones artísticas. Parte de esto lo saben los liceos del Programa PACE UCH, quienes se sumaron activamente a las actividades de la Semana de la Educación Artística que se llevó a cabo en todo el país entre el 15 y 19 de mayo de 2017.

En total, fueron más de 800 estudiantes los que participaron de la semana. En el marco de Un artista en mi escuela se efectuaron tres talleres, uno sobre cine y ceguera en el Liceo Malaquías Concha de La Granja donde el profesor Patricio Bustamante mostró a los estudiantes las posibilidades que tienen el arte como herramienta de integración. Se realizó también un taller de fanzine en el Centro Educacional Mariano Latorre de La Pintana, dictado por el académico del Departamento de Diseño, Rodrigo Dueñas, que permitió a los jóvenes elaborar revistas con diarios y papeles viejos, ampliando las posibilidades de expresión y comunicación. Finalmente el pintor ya cadémico de departamento de Artes de la Universidad de Chile, Arturo Cariceo, realizó un taller de expresión artística en el Centro Educacional valle Hermoso de Peñalolén, para mostrarles a los estudiantes la importancia que tiene el respeto del cuerpo en el arte.

Además, durante dos días el Liceo Profesora Gladys Valenzuela de Lo Prado recibió en sus patios la muestra Contra el Racismo nos Educamos de las académicas María Emilia Tijoux y Constanza Ambiado de la  Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, que permitió a toda la comunidad reflexionar sobre diversidad y respeto por el otro.

También, los cinco establecimientos educacionales del programa PACE - UCH visitaron diferentes circuitos culturales, entre ellos el Museo de Arte Contemporáneo, el Teatro Baquedano del Centro de Extensión de la Universidad de Chile y la Sala Isidora Zegers donde pudieron disfrutar de la música y las artes visuales.

Para Fabián Retamal, coordinador ejecutivo del Programa PACE UCH “creemos que el acceso al arte y la educación artística es una herramienta fundamental para disminuir las brechas de desigualdad, por eso que como Universidad de Chile tenemos el deber de abrir nuestros espacios culturales y el compartir el talento de nuestros académicos con los estudiantes, especialmente si pertenecen a establecimientos de alta vulnerabilidad”.

Compartir:
https://uchile.cl/u133869
Copiar