Reconocimiento a la primera ingeniera chilena:

Torre central de campus Beauchef es renombrada en honor a Justicia Espada Acuña Mena

Visualizar a quien fue la primera mujer en ingresar a la Escuela de Ingeniería y Ciencias de la U. de Chile en 1913, renombrando el edificio central del campus Beauchef como Justicia Espada Acuña Mena. Esta fue una de las solicitudes que las estudiantes de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) hicieron a las autoridades en 2018, como parte de la movilización feminista. Pospuesta por la pandemia, hoy se realizó la ceremonia en que se oficializó el renombramiento en honor a quien se transformó en la primera ingeniera chilena en 1919, siendo una de las pioneras de la disciplina en Sudamérica.

En el acto, que contó con la participación de parte de la familia de Justicia Espada, se develaron las placas que conmemoran el momento, además de exhibirse un documental sobre su vida y el impacto de su ingreso a la FCFM. "Justicia Espada es un nombre que nos evoca lo que ella fue: una mujer que rompió con las ataduras sociales de la época, ingresando a la Facultad donde sería la única mujer entre 120 hombres. Se enamoró de las matemáticas y después de pasar por pedagogía, un lugar aceptado para las mujeres, tomó la decisión de estudiar ingeniería. Pienso en ella y pienso en el coraje que requirió esa decisión, que significa estudiar en un lugar donde siempre sería mirada como diferente, como una extraña, quizás como una persona invasora, impertinente. Ella cruzaba la línea para interpelar a la sociedad, moviendo sus arraigadas bases patriarcales como lo han hecho nuestras estudiantes y académicas hoy”, sostuvo el decano de la FCFM, Francisco Martínez.

“No puedo evitar emocionarme por imaginar cómo habrá sido para ella entrar aquí, cruzar las puertas de esta Facultad en un ambiente tan masculinizado. Seguramente, como varias de quienes casi 100 años más tarde estamos aquí ahora, ella escuchó muchas veces el por qué quería estudiar en un ambiente y una disciplina tan masculinizada, pero siguiendo sus intereses y sin importarle los paradigmas y convenciones de la época, se convierte en la primera ingeniera en nuestra Facultad en 1919, y este hecho marca el inicio de una serie de cambios, al principio muy lentos, que nos llevan a donde estamos hoy”, indicó la directora de Diversidad y Género (DDG) de la FCFM, Ziomara Gerdtzen.

La directora de la DDG destacó los cambios que se han producido en esta unidad académica en materia de igualdad de género, gracias a las acciones de muchas primeras mujeres. “Desde entonces, hasta ahora en nuestra Facultad, académicas, funcionarias y estudiantes hemos trabajado juntas no sólo para impulsar el ingreso y participación de más mujeres, sino que para generar condiciones reales de permanencia, de desempeño laboral, de una experiencia integradora, donde todos podamos ser parte y desarrollarnos de una forma plena en una Facultad que tenga una cultura diversa y respetuosa”, agregó.

El Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, felicitó la iniciativa y reflexionó sobre los obstáculos que aún hoy tienen las mujeres en STEM. “Me conmueve el rostro de Justicia Espada, porque conlleva una determinación, una mirada de futuro y realmente una fase extraordinariamente invitadora a una reflexión sobre cómo uno puede mirar más allá, con determinación y voluntad de hacer cambios, que es exactamente lo que estamos celebrando en este momento”, señaló. Además, enfatizó que “la persona que hoy celebramos derrocha inteligencia y valentía. Esta mujer, que se decide a cruzar el umbral donde nunca antes había entrado una mujer, genera un nueva situación, nos obliga a reflexionar, sobre qué razón hubo, si es que alguna vez hubo una mínimamente válida para que fueran excluidas, y nos da confianza en que instituciones como esta van a poder cambiar cosas que, años después, cuando las miremos en retrospectiva, van a parecer increíbles”, aseguró.

Además del documental sobre la primera ingeniera chilena, que estará disponible en Youtube, en el hall del edificio Justicia Espada Acuña Mena permanecerá una muestra gráfica sobre su vida -con imágenes personales y familiares, hoy pertenecientes al Archivo Central Andrés Bello, de la U. de Chile- y sobre los avances de incorporación de mujeres en la FCFM.

“Como familia estamos muy contentes y agradecides del homenaje de hoy a la Memé, y de las personas y el trabajo que hay detrás. En lo personal, me conmueve profundamente ver que lo que pidieron las estudiantes en el mayo feminista de 2018 se haya podido concretar, después de dos años de pandemia. Me conmueve que ellas lo hayan pedido, me conmueve que la U haya acordado y me conmueve que la placa con su nombre quede en las entradas de la torre como un recordatorio de que siempre es posible correr las fronteras y romper los techos de cristal”, subraya Mireya Gajardo, nieta de Justicia Espada.

Compartir:
https://uchile.cl/u184866
Copiar