Opinión:

La importancia de iniciativas que aseguren una buena nutrición en las personas mayores

A medida que nuestra edad avanza, nuestro cuerpo va cambiando, todos los órganos y sistemas van disminuyendo su funcionamiento, nuestra composición corporal se va modificando, se pierde estatura, agua corporal, así como masa muscular y ósea, sin embargo, se gana masa grasa.

Por lo tanto, mantener una alimentación adecuada, cuidando el consumo de proteínas, hidratos de carbono y lípidos es muy importante, ya que al disminuir el consumo de estos tres macronutrientes, junto a la disminución de consumo de micronutrientes, como vitaminas y minerales, pueden afectar la salud y calidad de vida de las personas mayores, pudiendo llevar a malnutrición o incluso a desnutrición.

En nuestro país, ante la crisis sanitaria y su impacto en la población más vulnerable, han aparecido algunas iniciativas desde el Gobierno llamando a crear una “Canasta Básica Protegida”, la cual buscaría  entregar un bono relativo a la canasta básica de alimentos. Dicho subsidio a la canasta básica de alimentos, sería un aporte monetario del Estado, que se entregaría entre los meses de mayo y diciembre del 2022, y solo podrán recibirlo quienes sean parte del aporte de Asignación Familiar o del Subsidio Único Familiar del Sistema de Prestaciones Familiares. Sin embargo, cabe señalar que el monto de la ayuda dependerá de la variación nominal de la canasta básica de alimentos en los 12 meses previos, por lo que podría ser diferente cada mes.

Por otra parte, existe una organización privada sin fines de lucro llamada “Red de alimentos”, que desde 2010 han rescatado un considerable número de víveres, frutas, hortalizas y artículos de primera necesidad, para distribuirlos entre organizaciones sociales que atienden a personas vulnerables y  a finales de 2021 abre una despensa gratuita con foco en personas mayores vulnerables.  

A su vez, recientemente la Municipalidad de Calama anunció que estrenará una despensa gratuita de alimentos de la canasta básica para todas las personas mayores (sobre los 65 años) que residan en esta comuna este próximo 15 de mayo, en respuesta a la necesidad de asegurar una nutrición básica en las personas mayores.

Con frecuencia en las personas mayores se muestran más vulnerable a las deficiencias nutricionales,  por los cambios fisiológicos, físicos, psíquicos y sociales.  Disminuyendo el apetito, así como la cantidad de alimentos ingeridos, por lo que se debe tener especial cuidado de mantener una alimentación lo más completa posible, por lo que este tipo de iniciativas son muy bien recibidas.

En las personas mayores, se debe hacer una distribución adecuada de los nutrientes para preservar la masa muscular, el sistema inmunológico y la función cognitiva y para poder alcanzar una alimentación lo más completa posible es necesario incluir el consumo diario de: abundantes verduras y frutas, tomar leche o yogurt, comer legumbres y granos enteros, favorecer el consumo de pescado, pavo, pollo o carnes rojas sin grasa, y beber agua.

La canasta básica familiar del Ministerio de Desarrollo Social incluye 80 productos. Estos se determinan de acuerdo a la información de la encuesta de presupuestos familiares, levantada por el INE. Si bien, en esta canasta básica familiar están incluidos los alimentos recomendados  para consumo diario por parte de las personas mayores, sería de gran relevancia que estas recientes iniciativas puedan privilegiar y asegurar la disposición diaria de estos alimentos.

En las personas mayores, dentro de lo posible, se recomienda disminuir el consumo café, especialmente durante la tarde y noche porque alteran el sueño y son diuréticos, es decir, contribuyen a la deshidratación, en especial cuando se toma poco líquido. Así como, evitar alimentos que contengan muchas calorías, pero pocos nutrientes, como papas fritas, dulces, productos horneados, bebidas azucaradas y alcohol.

Es muy común el apoyo de complementos nutricionales en esta etapa, debido a que el apetito y la capacidad gástrica están disminuidos.  Por lo que, en suma a estas iniciativas de entrega de alimentos básicos, es muy importante consumir los alimentos del programa de Alimentación Complementaria para el adulto mayor (PACAM) entregado a un gran número de personas mayores por los centros de atención primaria de salud, ya que aportan  alimentos ricos en proteínas, calcio y vitaminas que ayudan a prevenir y recuperar el daño nutricional en esta etapa del curso de vida.

En General se recomienda para personas mayores:

  • Cocinar no sólo tomando en cuenta sus requerimientos nutricionales, sino también los gustos y deseos de las personas mayores.
  • Consumir dentro de lo posible gran cantidad de alimentos naturales.
  • Procurar que la comida sea a la misma hora pero respetando los horarios y preferencias de la persona en la medida de lo posible
  • Procurar que sea un momento agradable y relajado
  • Fraccionar la dieta en 4 o 5 comidas al día, siendo la comida más ligera la cena.
  • Hacer las comidas principales en la mesa y acompañado
  • Partir la comida en trozos pequeños.
  • Dar alimentos del gusto de la persona y fáciles de comer y masticar
  • Disminuir la sal si su estado de salud lo requiere.
  • Que sea agradable a los sentidos, comer siempre caliente es más apetitoso y aromático.
  • Si existe poco apetito, elaborar platos con menos cantidad pero muchos nutrientes.
  • Evite fumar
  • Limite el consumo de alcohol
  • Beber 6-8 vasos de líquidos totales al día.
  • Incluir en su alimentación diaria alimentos ricos en proteínas (lácteos, huevos, pescados, pollo, pavo o carnes rojas bajas en grasa)
  • Exposición moderada al sol.
  • Promover la actividad física en las personas mayores favorece su independencia, salud y calidad de vida.
Compartir:
https://uchile.cl/u186197
Copiar