Inclusión y accesibilidad universal

U. de Chile inaugura infraestructura inclusiva en su Sala Museo Gabriela Mistral

El año 2014, el Senado Universitario de la Universidad de Chile aprobó la Política de Equidad e Inclusión. Esta normativa planteó la importancia de un modelo de desarrollo integral, que busque contribuir a generar igualdad de oportunidades para los estudiantes durante su permanencia en el plantel, tanto en el aprendizaje como en la plena participación de la vida universitaria. En esta línea, la inauguración de la Sala Museo Gabriela Mistral como un espacio inclusivo representa un avance en la materialización del compromiso institucional en temas de accesibilidad y contenidos.

En la instancia, la Rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, destacó la concreción de este proyecto impulsado por el Archivo Central Andrés Bello. "Este trabajo se constituye como un acto de justicia. Entendemos que, poniendo al alcance de personas con diversidad funcional este valioso espacio de patrimonio, contribuimos en ir saldando una deuda mayor. La construcción de este espacio representa nuestra voluntad de conocer y profundizar en esta Universidad una labor como esta".

La vicerrectora de Extensión y Comunicaciones de la Universidad de Chile, Pilar Barba, felicitó la iniciativa y valoró el hito. “Como Vicerrectoría estamos felices con la inauguración de la Sala Museo para experiencias inclusivas, ya que es una acción concreta de vinculación con el medio y extensión con nuestra comunidad. Constituye un espacio real de inclusión, que nos permite cumplir con lo declarado en la Política de Inclusión y Discapacidad en la perspectiva de la diversidad funcional”, destacó la académica.

Asimismo, valoró el compromiso del equipo que integra este proyecto. “Esta iniciativa surge de las propias/os funcionarias/os y profesionales del Archivo y Sala Museo, lo cual nos pone doblemente contentos/as, ya que muestra su compromiso con la Universidad de Chile y su rol como agente para una nueva sociedad y comunidad realmente democrática”, agregó.

Habilitar espacios con criterios de accesibilidad universal es el objetivo de esta iniciativa financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, en su convocatoria 2020, para la Región Metropolitana. Al respecto, la encargada de la unidad de Educación/ Área de Investigación Patrimonial del Archivo Central Andrés Bello, Nathaly Calderón, planteó que la postulación, adjudicación e implementación de este proyecto “pretende ser un acto de justicia frente a la segregación que estas comunidades han vivido y espera ser un gesto que inicie una activación de los compromisos pactados en esta área”, subrayó en la ceremonia.

La directora del Archivo Central Andrés Bello, Alejandra Araya, señaló que este proyecto permite cumplir con la misión y visión de la Sala Museo Gabriela Mistral pensada en 2015, un espacio “que ha sumado muchas voluntades y cariños en el tiempo. En lo puntual, el cariño de sus propias trabajadoras por cumplir con tal visión, que decía que sus puertas se abrían como una invitación a gozar y admirarse de la magia de la creación de conocimiento nuevo, la creatividad y vitalidad que están en juego en esta casa de estudios”.

En esa línea, la historiadora destacó que “abrir la sala para experiencias culturales inclusivas nos permite cumplir con nuestro compromiso con las poblaciones vulneradas, históricamente impedidas de gozar de espacios universitarios y culturales de calidad”.

El Ministerio de Educación se hizo parte de esta actividad a través de la presencia de Bárbara Godoy, encargada nacional de Aprendizajes Integrales del Ministerio de Educación y Francisca Cabrera, encargada nacional de Atención a la Diversidad del Ministerio de Educación. Al respecto, la representante de esta última entidad agradeció y felicitó la inauguración de este espacio. "Agradecemos profundamente a la Universidad de Chile y al Archivo Central Andrés Bello por esta invitación y reiteramos nuestros compromiso como Ministerio de Educación en continuar eliminando barreras para el acceso y la participación, desde un paradigma inclusivo e interseccional, permitiéndonos así, subsanar los mecanismos de exclusión que operan en las instituciones educativas de los espacios culturales y colaborando para que estudiantes diversos de distintos contextos puedan participar", señaló.

Con un equipo comprometido en fortalecer los objetivos de la Sala Museo, se erigió este proyecto liderado por Nathaly Calderón y Katherine Gana, conservadora de la Sala Museo Gabriela Mistral y una de las encargadas de la ejecución del Fondart. En ese sentido, la profesional recalcó en la ceremonia el aporte de este tipo de iniciativas. “Creemos que el acondicionamiento de Sala Museo Gabriela Mistral bajo el marco de la inclusión presenta un hito relevante marcando una hoja de ruta inicial, la cual dependerá de los compromisos posteriores adquiridos tanto de la Universidad de Chile, como de las instituciones culturales que se mantenga y potencie con el tiempo”.

Nathaly Calderón, también encargada de la ejecución de este Fondart, agregó que este hito “implica ponernos al día con las falencias que tenemos como Universidad en temas de inclusión. Como museo universitario deberíamos poder estar abiertos a todas las personas, para que puedan acceder tanto a las experiencias físicas de estar en un espacio como este, como también acceder a los contenidos y, por lo tanto, ser parte de las reflexiones y las discusiones que aquí se plantean”, sostuvo la investigadora.

En ese sentido, las actividades realizadas en el marco del proyecto incluyeron tres etapas. En primer lugar, se contempló la realización de adecuaciones infraestructurales, como botones podotáctiles y señalética en braille. Posteriormente, la segunda etapa consideró la implementación de museografía inclusiva sobre los contenidos generales de la Sala Museo Gabriela Mistral y la exposición Mujeres Públicas. En esta etapa, se previó la instalación de dispositivos tales como audioguías con audiodescripción, televisores con video inclusivo, textos en braille y dictáfonos, entre otros. Finalmente, se consideró la difusión de actividades de inclusión.

La última etapa de este proyecto consideró la ejecución de tres hitos. La primera involucró la reapertura de la Sala Museo con habilitación inclusiva, que tuvo como propósito concretar apoyos y alianzas que permitieran consolidar la reapertura de la Sala Museo Gabriela Mistral a la comunidad de manera inclusiva y permanente, requiriendo la presencia de mediadores y talleristas con dedicación exclusiva para la cobertura de los distintos turnos.

La segunda etapa involucró la realización de seis recorridos por la exposición Mujeres Públicas de la Sala Museo Gabriela Mistral, dirigidos a personas sordas y/o de baja audición. Dichos talleres fueron planificados por la mediadora Macarena Díaz, perteneciente a la comunidad sorda. Finalmente, la última etapa consideró la inauguración del espacio con modalidad inclusiva, actividad realizada en esta jornada.

Con este hito, el equipo del Archivo Central Andrés Bello y la Sala Museo Gabriela Mistral establecen un hito en la historia de la Universidad de Chile y de los museos del país, relevando el compromiso del plantel universitario en generar un espacio abierto e inclusivo para la comunidad.

Compartir:
https://uchile.cl/u188926
Copiar