Educación pública

Instituto Nacional inaugura Secretaría de Género y Diversidades Sexuales con apoyo de la U. de Chile

El vínculo entre la Casa de Bello y el Instituto Nacional se remonta al siglo XIX, pues desde sus orígenes ambas entidades han estado ligadas por el fortalecimiento y defensa de la educación pública. Esa larga historia de unión se ve reflejada a través del trabajo colaborativo, de innovación y de apoyo transdisciplinario que se realiza hace varios años en el liceo más antiguo del país.

En 2018, el Centro de Estudios Saberes Docentes, de la Facultad de Filosofía y Humanidades, realizó un ciclo de conversaciones y talleres con todos los estamentos del IN, desde directivos hasta ex alumnos, con el propósito de generar espacios de reflexión en torno a, la discusión en aquel entonces, de transformarse en un liceo mixto.

Posteriormente, y como parte de un convenio con la Municipalidad de Santiago,  académicos y académicas de la U. de Chile junto a integrantes de la comunidad universitaria trabajaron en el fortalecimiento de siete pilares del establecimiento escolar: apoyo vocacional y habilidades del siglo XXI, equidad de género, extensión educativa, educación remota, proyecto educativo institucional, dimensión socioemocional y dimensión pedagógica.

En ese marco, específicamente sobre el pilar de equidad de género, el objetivo era generar un fortalecimiento propicio en la incorporación comunitaria de la perspectiva de género y potenciar el desarrollo de una cultura escolar equitativa e inclusiva de las diversidades sexuales, en torno a los desafíos de la educación no sexista.

Es así como luego de un trabajo interinstitucional, el Instituto Nacional cuenta hoy con una Secretaría de Género y Diversidades Sexuales.

Transformación de la comunidad educativa

Macarena Vargas, encargada de Género de Saberes Docentes de la U. de Chile, comentó que este hito “tiene un alcance importante para la transformación de la comunidad educativa”. Añadió también que este nuevo paso “nos invita a seguir trabajando para construir una comunidad que dialogue con una educación no sexista”. Desde la U. de Chile, enfatizó la académica, seguiremos apoyando esta iniciativa, pues aporta significativamente a la educación pública y al contexto actual del liceo, también porque responde a las necesidades que tiene el estudiantado y los diversos estamentos, en relación a las temáticas de género”.

Para el funcionamiento de esta Secretaría, recientemente el establecimiento inauguró un espacio, en un encuentro que fue liderado por el Rector del IN, Manuel Ogalde Arenas; la encargada de Género, Natalia Gallardo; Benjamín Rosales, alumno del cuarto medio K y docentes y profesoras de la Universidad de Chile.

El estudiante Benjamín Rosales apuntó a que “la secretaría surge a raíz de las problemáticas y desigualdades dentro del IN provocadas por su imagen y pensamiento cis-hetero patriarcal. Este es un gran paso en el camino para la formación de un Instituto igualitario e inclusivo y un gran aporte para la comunidad”, instancia a partir de la cual podrán “crear una nueva historia, una que pueda inspirar a hacer cambios”. En definitiva, planteó, “la secretaría es un paso y tal vez el inicio de una nueva cultura para el Instituto”.

Por último, Natalia Gallardo, encargada de género del IN, destacó que este año, con el llamado de la DEM (Dirección de Educación Municipal) y desde el desafío de la educación no sexista que propone la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, se logró abrir nuevos espacios donde se ha podido dialogar y conectar con otras comunidades que ya abordaban asuntos de géneros.

Para la docente, la apertura de la sala “nos está dando un lugar donde poder encontrarnos de forma segura con todas las personas que quieran participar e instruirse en temas de género”, como por ejemplo, “los que no conocen la circular 81, que es la necesaria para los/as alumnos/as trans, poder entregarles esta información y acompañarlos en estos desafíos que tienen que ver con género”.

Gallardo cerró con el importante aporte que se hará en “el acompañamiento a madres y padres, apoderados y apoderadas, que necesitan orientaciones psicopedagógicas con lo que tiene que ver con el desafío de la educación no sexista y por supuesto, la integración de alumnos y alumnas trans". Por ello, "la idea es que la red de género justamente venga a acompañar a estas familias y núcleos familiares, entregándoles información, talleres y difusión de actividades donde se puedan involucrar".

Compartir:
https://uchile.cl/u191551
Copiar