Vicerrector Enrique Aliste y sus primeros meses en la VID:

"La creación de conocimiento desarrollada por la U. de Chile está al servicio del país"

La mañana del 11 de marzo de 2022, el académico de las facultades de Arquitectura y Urbanismo (FAU) y Filosofía y Humanidades, y Premio Nacional de Geografía (2018), Enrique Aliste, asumió como Vicerrector de Investigación y Desarrollo de la Casa de Bello. El profesor es el primer investigador proveniente de las Ciencias Sociales y Humanidades en ocupar el cargo, dando cuenta de la prioridad institucional por transversalizar e impulsar todas las áreas del conocimiento. Esto, con énfasis en lo inter y transdisciplinar, donde Aliste posee experiencia y trayectoria.

De acuerdo con el vicerrector Enrique Aliste, que esta semana cumplirá dos meses en el cargo, ha sido una alegría y un desafío el asumir esta responsabilidad, pues “es inevitable reconocer la enorme labor que desarrollan en la VID todas las personas que la componen, en su conjunto. Por ello, el asumir el liderazgo de esta vicerrectoría es muy gratificante, y también, una gran responsabilidad”.

El profesor destacó el equipo de trabajo de la VID, el cual “cuenta con excelentes profesionales de enorme compromiso público, lo que ha permitido que, en los últimos ocho años, se haya desarrollado un trabajo articulado, colaborativo y solidario que ha apoyado el quehacer investigativo, de creación e innovación de la Universidad”.

Un nuevo enfoque a la investigación

Formando parte de los lineamientos institucionales, la Universidad de Chile ha impulsado diversas políticas e instrumentos para fomentar la investigación, innovación y creación artística, mediante la construcción de redes de investigación transdisciplinarias, actividades de extensión y estableciendo acuerdos de colaboración con entidades privadas y públicas, tanto nacionales como internacionales.

Una de ellas es la Política de Investigación, Creación Artística e Innovación, aprobada por amplia mayoría el pasado 10 de marzo 2022. La normativa liderada por el Senado Universitario, en colaboración con la VID, se trabajó bajo el principio de participación mediante un proceso de gobernanza institucional, posicionando temas prioritarios para la proyección de la generación de conocimiento en la Universidad.

“La política es un hito muy relevante, pues en menos de un año fue aprobada y contó con un amplio interés y participación del mundo académico, siendo esperada por muchos años. Esto nos permite tener efectivamente un horizonte de diálogo y posiciona principios fundamentales, como son lo público, la equidad de género, la ética, la responsabilidad social, la transdisciplina y la internacionalización, entre otros aspectos prioritarios”, explica Aliste, añadiendo que “la investigación es una preocupación global para las instituciones públicas”.

La adversidad en el mundo público

A finales de 2021, la Dirección de Presupuestos de Chile (DIPRES), reconoció que para este año habría una caída del 1,9% del financiamiento en investigación, representando solo el 0,4% del Producto Interno Bruto (PIB). Del mismo modo, desde el Estado, no se manifestó una preocupación por fomentar la creación o el emprendimiento tecnológico y tampoco para potenciar el aporte de las mujeres en la materia, una realidad que afecta las condiciones materiales para desarrollar investigación y que preocupa.

El vicerrector asegura que, como institución, "no podemos separar nuestra capacidad de adjudicar fondos de lo que pasa en el sistema de financiamiento nacional". "Por ejemplo, cada año la Universidad de Chile crece en el número de postulaciones a Fondecyt Regular, las cuales han pasado de 219 a 319 en 10 años, contando con el mayor índice de  postulaciones en el país. Pero cuando ves que los financiamientos no crecen y aumenta el número de instituciones y de actores en el sistema, es evidente que nuestra tasa de adjudicación sea menor", comenta.

En la misma línea, Aliste se cuestiona la posibilidad de postular menos proyectos con el objetivo de adjudicar más iniciativas. “Evidentemente, la respuesta es no, pues eso sería ir contra nuestro principio de libertad académica. Además, esta es una de las múltiples aristas en las que se refleja el compromiso de la comunidad por aportar a la nación”, afirma.

A su vez, el académico destaca que “si nos vamos a los datos, es muy gratificante ver cómo, a pesar del estancamiento de los recursos para investigación en Chile, nuestras publicaciones muestran un crecimiento constante. El año 2021, publicamos 2.925 artículos en WOS, siendo 1.500 más que en 2011, lo que nos consolida como la principal institución del país en este ámbito”. 

Sin embargo, “esta situación no se condice con los obstáculos a los que, como institución, nos vemos enfrentados, pues, los requisitos y exigencias burocráticas que por ley tienen las verdaderas universidades públicas, impiden la competencia en igualdad de condiciones con aquellas entidades privadas, que cuentan con mayor libertad y flexibilidad en su accionar. Esto evidencia la inequidad existente y nos hace valorar doblemente el liderazgo de la Universidad”, recalca Aliste.

Por su parte, se encuentra el efecto nocivo que ha generado la baja de financiamiento a nivel nacional en los proyectos concursables. Ante ello, el profesor indica que, “efectivamente, a todas las universidades nos preocupa la tasa de adjudicación, sobre todo cuando desde Fondecyt, por ejemplo, se intentó instalar la categoría de ‘proyectos aprobados sin financiamiento’. Aquí se evidenció que, pese a que se contaba con investigaciones con suficiente mérito científico, aquello no permitió la adjudicación de recursos por escasez presupuestaria, dando cuenta de la fragilidad del sistema de ciencia y tecnología nacional”.

Sobre aquello, el gobierno en curso anunció el aumento del financiamiento en diversas áreas estratégicas, dentro de las cuales se encuentra la investigación, el desarrollo y la innovación. Frente a ello, el vicerrector reafirma que, “como institución de carácter público, nuestro rol es trabajar para incidir decididamente en que la promesa de avanzar hacia el 1% del PIB en I+D+i nacional se logre y efectúe”.

Los nuevos desafíos

Con un total de 203 premios nacionales; siete Institutos Científicos Milenio; 14 centros de investigación; 13 Núcleos de Ciencia y Tecnología Milenio y siete Anillos en Ciencias y Humanidades; y 14 centros de excelencia y liderazgo en producción científica, investigación básica y aplicada de calidad, la Universidad de Chile, se ha posicionado con un liderazgo indiscutido en el país y en Latinoamérica.

En este sentido, y de la mano de la Política de Investigación, Creación Artística e Innovación, el vicerrector Aliste espera que su gestión pueda potenciar y proyectar la creación del conocimiento desarrollada por la Casa de Bello en el mediano y largo plazo.

“Queremos fortalecer las redes colaborativas de trabajo de la Universidad. Desde la VID, tenemos la convicción profunda de que la inter y transdisciplina son prácticas necesarias para aportar en los desafíos globales y de futuro. De igual forma, la expertise y fortalecimiento de cada disciplina en su propio sentido, es sumamente necesaria. Y es que no es posible hacer inter y transdisciplina con la debida seriedad si no contamos con investigación disciplinar robusta”, recalca el Vicerrector.

Asimismo, agrega que “otro de los desafíos fundamentales es contribuir a la disminución  de las brechas de género en investigación, creación artística e innovación. Para ello, y buscando asumir este desafío, la U. de Chile, en colaboración con otras universidades públicas e instituciones internacionales, se adjudicó el proyecto Innovación en Educación Superior en Género (InEs Género)”.  

La creación del conocimiento al servicio del país

Tras la crisis sociosanitaria por la que atraviesa el mundo, han quedado al descubierto diversas necesidades globales. Desde el primer día, la Universidad de Chile puso sus acciones al servicio del país, presentando apoyo y colaboración con distintas entidades públicas y privadas, así como también creando conocimiento y aportando a la toma de decisiones complejas.

Según Aliste, “la Universidad ha sabido recoger el guante de los desafíos actuales y futuros. Desde las diversas áreas del conocimiento ha existido la disposición de contribuir y emprender acciones de acuerdo con los momentos por los que se atraviesa a nivel nacional. Lo anterior se debe a que la creación del conocimiento desarrollada por la Universidad, se encuentra al servicio del país todos los días. Esto no sería posible sin todas y todos los miembros de esta comunidad que hoy cuentan con una política que les entrega esta libertad para investigar y también para colaborar activa y comprometidamente con la sociedad”.

De esta forma, “la Universidad ha aportado con documentos que colaboran a la toma de decisiones y la política pública, mediante los Policy Papers, Policy Brief y Position Papers, que abordan discusiones sobre temáticas relevantes, como zonas de sacrificio, obesidad, envejecimiento, y reducción de riesgo de desastres, por ejemplo. A esto se suma el continuo apoyo al Proceso Constituyente, y la creación del Centro de Producción de Vacunas y Biofarmacéuticos alojado en el Parque Carén, entre otros. Lo anterior da cuenta del claro carácter transdisciplinar en la concepción del conocimiento”, destaca.

El vicerrector explica que “los conocimientos científicos son puestos a disposición de la comunidad, así como también, de las y los tomadores de decisiones, debido a nuestro amplio sentido social y público evidenciado en la productividad científica. Lo anterior ha requerido salir de una zona de confort, abriendo y comprendiendo que el cambio de paradigma no es solo discursivo, sino que debe manifestarse en la práctica cotidiana para enfrentar los escenarios futuros y ello se logra poniendo los conocimientos al servicio del país”.

Finalmente, afirma que “somos un ejemplo y debemos fortalecer cada vez más la creación de saberes, pues reflejamos, de manera amplia y diversa, el sentido social y lo público. A la Universidad de Chile, y a esta vicerrectoría en particular, esto le parece una forma contundente de generar conocimiento al servicio de la sociedad”.

Compartir:
https://uchile.cl/u186296
Copiar