Comunidad Universitaria

UChile proyecta su trabajo en sustentabilidad para 2022 y 2023

Reconociendo la urgencia de las necesidades actuales y de la crisis ambiental que vive nuestro país y el mundo, el Comité por la Sustentabilidad de la Universidad de Chile organizó la Jornada de Planificación 2022 - 2023, en la que distintos actores de la comunidad universitaria pensaron y discutieron sobre cómo abordar los compromisos que ha ido adoptando la Universidad en materia de sustentabilidad.

La actividad comenzó con la intervención de la vicerrectora de Asuntos Académicos, Rosa Devés, quien recordó los inicios de la Política de Sustentabilidad Universitaria y el “origen de estos procesos”, relevando el valor de la participación estudiantil en el impulso de estos cambios: “Cuando se relatan estos hecho en la web, se reconocen distintas construcciones y eso sin duda tiene que ver con el espíritu de la sustentabilidad, porque hemos avanzado mucho en la Universidad, en investigación, en la forma en que se enfrentan estos temas y en las propuestas y compromisos como son el Manifiesto Contra el Cambio Climático y el trabajo mismo del Comité por la Sustentabilidad”.

Por su parte, la vicerrectora de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Sonia Pérez Tello, destacó que “la sustentabilidad es una apelación directa a los modelos de desarrollo, al ámbito político, así como también a la cultura y a los sentidos comunes que tenemos como sociedad, siendo un paso fundamental para una Universidad estatal y pública como la nuestra, que obliga a pensarse de manera distinta”, agregando que el desafío está “en cómo estos compromisos que políticamente los tenemos marcados y recalcados, permean nuestra cultura cotidiana y cómo comunidad universitaria podemos pujar a que este cambio sea real”.

La jornada estuvo encabezada por la presidenta del Comité por la Sustentabilidad, Anahí Urquiza, quien expuso sobre “el rol y la relevancia de la sustentabilidad en la Universidad de Chile”, profundizando en “cómo enfrentamos la complejidad del siglo XXI, sabiendo que la crisis social y ecológica ha demostrado que los saberes disciplinares no son suficientes; que existe una necesidad de reconocer el carácter situado del conocimiento científico y profesional, reconociendo sus límites y posibilidades de actualización; y que el conocimiento que incide en la sociedad es el que es capaz de articularse en relación con otros saberes”. La académica, además, remarcó tres preguntas centrales: ¿qué profesionales necesitamos?, ¿cómo y para qué se usa el conocimiento? y ¿cómo abordamos las consecuencias de las decisiones?

Su presentación estuvo secundada por el exposición de Nicolás Díaz, secretario ejecutivo del Comité por la Sustentabilidad, el que entregó un análisis de los distintos compromisos que ha realizado nuestra institución de esta materia: Política de Sustentabilidad Universitaria(2012), Manifiesto por el Cambio Climático (2020), Compromiso de Carbono Neutralidad (2019-2021), Acuerdo de Producción Limpia (2022-2024), enfatizando en “la necesidad de acelerar el cambio que refleje cómo la Universidad integra la sustentabilidad en sus actividades de gestión, docencia, investigación y extensión, a lo que se debe sumar la importancia de superar el establecimiento de compromisos y volcarlos a su cumplimiento en los distintos territorios, con un enfoque participativo, representativo y colaborativo”.

Luego de estos análisis, vino el trabajo en grupo, el que se realizó tanto de manera presencial como virtual, y que se enmarcó en ocho mesas temáticas:

  • Carbono neutralidad, energía y transporte
  • Cultura sustentable
  • Docencia de pregrado y postgrado
  • Extensión, vinculación con el medio
  • Gestión ambiental y de campus
  • Gobernanza y seguimiento
  • Investigación, Desarrollo e Innovación
  • Justicia territorial y diversidad sociocultural

La jornada, en la que participaron más de sesenta integrantes de nuestra comunidad universitaria, concluyó con una plenaria central, en la que tanto los grupos presenciales como virtuales presentaron sus principales conclusiones, donde destacó la relevancia de la triestamentalidad, el rol de una cultura sustentable que permee diferentes espacios y los distintos procesos formativos, la importancia de la interdisciplinariedad y del trabajo colaborativo, y el valor de lograr mediciones concretas sobre carbono neutralidad en todas las facultades e institutos.

Compartir:
https://uchile.cl/u184980
Copiar