Conservación, puesta en valor e investigación

Archivo Central Andrés Bello de la U. de Chile lidera trabajo de rescate patrimonial

En octubre del presente año, el Archivo Central Andrés Bello dio un paso fundamental hacia el registro de los esfuerzos por contribuir al objetivo estratégico de desarrollar la institucionalización de la extensión y vinculación con el medio relevando la misión de la Universidad de Chile por resguardar el desarrollo del patrimonio cultural en la casa de estudios, a través del diagnóstico realizado sobre la promoción, articulación y participación de los organismos que cumplen funciones culturales y patrimoniales en la Universidad de Chile.

Este documento entrega un diagnóstico de la situación patrimonial en la casa de Bello, partiendo por la presentación e introducción del estudio que se realizó; la metodología de producción y análisis de la información; los resultados que dan cuenta del estado del arte y los resultados de instrumentos cualitativos; finalmente presenta las proyecciones de trabajo y un resume diagnóstico general. En ese sentido, este documento entrega elementos fundamentales para entender la relevancia del resguardo patrimonial al interior de la Universidad y al mismo tiempo, orientaciones que permiten entender los pasos necesarios hacia la consecución de este objetivo.

Parte de este trabajo se ha plasmado a través de diferentes acciones concretas por parte del Archivo Bello, entre las que se encuentran las visitas realizadas a distintos edificios artísticos de la Universidad, tales como el Teatro Nacional Chileno y el Departamento de Danza de la Facultad de Artes de la casa de estudios.

Para la directora del Archivo Central Andrés Bello, Alejandra Araya, este trabajo ha sido un esfuerzo colectivo de muchas personas en el tiempo, las que  "con generosidad y compromiso con el patrimonio se sumaron a la tarea que emprendió inicialmente Sonia Montecino, que luego apoyó decididamente Faride Zerán y que hoy nuestra nueva vicerrectora, Pilar Barba, reconoce y apoya".

La historiadora destaca que la idea es construir una política sobre patrimonio cultural con recursos asociados y diagnósticos compartidos desde instrumentos concordados institucionalmente. “Nuestro diagnóstico realizado a patrimonios de otras unidades de la Facultad permite tener experiencia al respecto, pero también comprometer a las autoridades con la importancia de un patrimonio sustentado y sustentable en el tiempo. La decisión de qué se guarda y qué se descarta hoy en día descansa en una discrecionalidad permitida pero no por ello ejercida con conocimiento y a transformar esta situación es la que contribuye este esfuerzo hoy en día ya sistematizado y más sistemático por parte del equipo”.

En ese esfuerzo de puesta en valor, el equipo interdisciplinario del núcleo patrimonial ha realizado diversas visitas a espacios artísticos de la Universidad, entre los que destacan el Teatro Nacional Chileno y el Departamento de Danza de la Facultad de Artes, edificios hasta los que las y los integrantes del Área de Conservación y Patrimonio, Área de Investigación Patrimonial y Área de Información Bibliográfica y Archivística, realizaron un trabajo detallado de indagación histórica.

“El patrimonio histórico es un bien público que debe ser protegido”, versa en uno de dichos informes de visita redactados por parte del equipo interdisciplinario del Archivo Central Andrés Bello, refiriéndose al trabajo impulsado para proteger, conservar y difundir parte del patrimonio presente en la Universidad de Chile.

La visita al Teatro Nacional Chileno

El año 2021 se estableció el primer contacto entre la directora del Archivo Bello, Alejandra Araya y el director del Teatro Nacional Chileno, Cristian Kleim, en el marco del apoyo de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones para la edición del libro conmemorativo de los ochenta años del TNCH. Desde esa fecha, el vínculo establecido entre estas dos unidades permitió que, bajo las líneas de trabajo, se pudiese establecer un trabajo colaborativo en pos de avanzar en la protección y gestión del patrimonio de dicha institución.

Así, fue como surgió y se coordinó la primera visita-diagnóstico por parte del equipo interdisciplinario del Archivo Bello, quienes elaboraron un detallado informe que da cuenta de las diversas piezas patrimoniales ubicadas en el edificio de Morandé 25. De acuerdo a los resultados arrojados en este escrito “los vestigios encontrados son fuentes importantísimas para entender la historia de la institución”, en que “se puede observar una intención de cuidado sobre las piezas dado que permanecen dentro de muebles de madera, debidamente ordenados, dentro de sobres de papel bond y también kraft”.

En este texto se indica que fue posible encontrar en el edificio afiches de obras, fotografías, programaciones, libretos, maquetas de escenografías, dibujos y otras ilustraciones de carácter creativo. Además, es posible leer un detallado estado de las condiciones en que se encontraban las piezas, sumado a las sugerencias finales de resguardo de éstas.

El texto, en sus conclusiones agrega que “este trabajo permite rescatar la información necesaria para entender la situación actual y justificar las decisiones que se tomarán sobre los materiales en cuanto a criterios de puesta en valor, organización, conservación y digitalización, y para poder respetar la eventual diversidad y diferencia del origen y producción de los materiales”.

Al respecto, el director del Teatro Nacional Chileno, Cristian Kleim, destacó que a partir de este tipo de acciones “uno puede empezar a pensar en que se puede establecer una política de archivo de conservación patrimonial al interior de la Universidad, que en general ha funcionado siempre con voluntades propias de personas que creen en una cosa y de a poco se van armando estos vínculos, pero con el trabajo y colaboración del Archivo Andrés Bello se vuelve mucho más institucional y se vuelve un trabajo mucho más serio porque podemos tener la asesoría de gente especializada que trabaja en ello”.

Refiriéndose a las recomendaciones entregadas por el equipo del Archivo Bello, Kleim destacó que para para el equipo del Teatro Nacional Chileno esta primera visita es un primer paso “probablemente para cosas más grandes que vendrán y para el fortalecimiento de una política de archivística universitaria, ya que “representa un enorme desafío para poder aplicar las sugerencias que nos están haciendo y en que también entendemos el tesoro que tenemos desde la perspectiva de nuestros archivos”.

Al respecto, la coordinadora de la Unidad Gráfica Digital y encargada del Archivo Fotográfico del Archivo Central Andrés Bello, Andrea Durán, se refirió a la importancia que reviste este trabajo. “Es la capacidad  de visibilizar aquellas materialidades que  a través del tiempo han quedado producto de los procesos de trabajo, tanto administrativos,  como en la puesta en escena de obras y de procesos creativos de las personas que han sido parte de la comunidad universitaria y de la Facultad de Artes, que en sí, han sido también parte de la historia cultural y artística del país”.

Por esto, la artista visual y profesional del Archivo Bello destaca que “estos materiales, en sí frágiles, tales como fotografías, documentos, cartas, afiches y programas, entre otras cosas, contienen una gran carga de memoria, y son vestigio de la gran incidencia que la Universidad de Chile ha tenido en el ámbito cultural a través del tiempo".

El patrimonio presente en el Departamento de Danza

Solicitada por la profesora Alena Arce y el profesor Amilcar Borges, el 11 de mayo de 2018 parte del equipo del Archivo Bello realizó una primera visita exploratoria al Departamento de Danza ubicado en calle Compañía 1262. Años más tarde, este 24 de junio de 2022 se coordinó una segunda visita, solicitada por la Coordinadora de Creación del Departamento, profesora Daniela Marini, con el objeto de realizar un diagnóstico actualizado del estado en que se hallaba el patrimonio histórico documental de dicho edificio. Posterior a ello, un 19 de agosto se realizó la tercera visita para obtener datos ambientales y de registro del lugar.

Para el director del Departamento de Danza de la Facultad de Artes, Rolando Jara, la importancia del trabajo impulsado por el Archivo Bello es fundamental para iniciar un proceso de recuperación patrimonial de los materiales históricos que alberga este Departamento. “Permite el rescate de los mismos con las condiciones de resguardo, rigor técnico y una metodología especializada que permita la clasificación, preservación y difusión de los hallazgos y la posibilidad de constituir un ejercicio de memoria sostenido en el tiempo”.

Por esto, el académico destaca que este rescate patrimonial es un anhelo largamente esperado por la comunidad, puesto que se suma al rescate de la producción reciente “en la búsqueda de acercarnos a los espesores de la memoria, permitiéndonos reflexionar y valorar en torno a los diversos momentos que han marcado la historia de la danza nacional. En este sentido, este rescate patrimonial nos interpela y nos lleva a re-pensar la danza, desde y con la memoria, nos permite recordar, pero también remover nuestro presente”.

En ese sentido, el profesor Jara destaca que al interior del edificio ubicado en calle Compañía, se conservan materiales patrimoniales abiertos a este rescate son de la más diversa índole. Desde material fotográfico, textos y notas manuscritas, vestuarios, elementos escenográficos, programas de funciones históricas y registro de actividades. “Son todos elementos valiosos, que nos permiten llenar vacíos históricos, rescatar figuras olvidadas y recuperar momentos fundantes de la historia de la danza en Chile”, enfatiza.

De esta manera, el trabajo coordinado e interdisciplinario de las y los profesionales del Archivo Bello, liderado por la profesora Alejandra Araya se mantiene de manera comprometida y decidida hacia la consecución de una política que realmente resguarde y promueva el patrimonio. “La Universidad de Chile cumple 180 años y es en sí misma uno de los patrimonios vivos de la cultura material e inmaterial de nuestro país. El desafío es revertir la política neoliberal que se instaló en el ámbito de la educación y la cultura haciéndonos competir entre nosotros por los recursos. Si tienes detectadas las prioridades y las urgencias, y comprendiendo que somos unidades que custodian y preservan patrimonios de una misma institución, podremos profundizar los caminos recorridos hasta ahora”, concluye.

Compartir:
https://uchile.cl/u192683
Copiar